Integración y liderazgo para mejorar la competitividad logística en el país (Segunda Parte)

user-pic

Para reducir la brecha de competitividad logística, el Gobierno Central necesita mejorar la conectividad del país. Para lograr ello, se requiere un solo liderazgo y una integración vertical que se ejecute con el Plan Nacional Logístico.

liderazgo_logistica_2.jpgEl Perú es un país fragmentado que requiere un mayor esfuerzo de integración política y logística. Por ejemplo, en la actualidad tenemos más de 2 mil alcaldes, mientras Chile funciona con 350 y Colombia no llega ni a mil siendo un país más grande. Por otro lado, Lima Metropolitana tiene 43 alcaldes (sin contar los cuatro del Callao) a diferencia de Francia que solo tiene 9 regiones. 

Lamentablemente, hoy por hoy, son las municipalidades y los gobiernos regionales los que  mantienen al país con los peores índices de competitividad por la suma  de trabas burocráticas creadas exprofeso para torturar a cualquier mortal que tenga la magnífica  idea de producir o hacer algo productivo en el Perú.

Hace poco, en un evento organizado por Unasur y el MTC en Lima, se llegó a la conclusión que el sector público, principalmente los ministerios de Transportes e Infraestructura, debería capacitar en logística y transportes a su personal para que este pueda entender la importancia del vínculo entre la logística y el desarrollo de un país. 

En esta línea, todos los alcaldes regionales, distritales y servidores públicos deberían ser capacitados en temas logísticos y en supply chain managment para que entiendan que la logística maximiza el aporte de las infraestructuras de transporte, mejorando la  productividad y competitividad de las economías en el mundo. 

El Gobierno Central, a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, debe tomar el liderazgo de la logística teniendo como objetivo integrar a todos los actores directos e indirectos y a los gobiernos regionales, provinciales y distritales.  En este punto, hay que señalar que lo ideal sería  reducir el número de alcaldes distritales de Lima Metropolitana (de 43 a 15 alcaldes), regiones (de 25 a 8) y el gabinete ministerial (de 18 a 12 ministros) para que la tarea sea más fácil.

sumillas_liderazgo_logistica_2.jpgTambién es necesario que el MTC integre y lleve el liderazgo a los distintos gremios de empresarios y trabajadores en todo el país a fin de trabajar un solo plan nacional y una sola política de estado mediante la cual se priorice los accesos, las conexiones y las infraestructuras más urgentes. Esto permitirá agilizar al máximo los proyectos de infraestructura y fomentará una mejor educación a nivel técnico y profesional para generar de verdad una mayor competitividad.

La mejora de la infraestructura, la propuesta de una integración vertical1 entre los actores y el liderazgo en Logística por parte del MTC, ayudarán a incrementar la competitividad logística en el Perú. Sobre todo para tomar decisiones con mayor velocidad y coordinar más efectiva y eficientemente entre todos los actores  públicos, privados y académicos del país.

¿Considera usted viable reducir el número de municipios y ministerios en el país? ¿Cuáles serían los principales obstáculos en este esfuerzo por un mayor desarrollo logístico?

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1En microeconomía y dirección estratégica, la integración vertical es una teoría que describe un estilo de propiedad y control. Las compañías integradas verticalmente están unidas por una jerarquía y comparten un mismo dueño. Generalmente, los miembros de esta jerarquía desarrollan tareas diferentes que se combinan para satisfacer una necesidad común. Esa necesidad común proviene de generar economías de escala en cada compañía, y sinergias  dentro de la corporación. Todo ello traducido en la búsqueda tanto de mayores  utilidades como de generar mayor valor agregado partiendo del sector primario, hasta el consumidor final.

La integración vertical contrasta con la integración horizontal. El ejemplo clásico de la integración vertical es el de las empresas petroleras: una misma empresa puede reunir bajo su control tareas tan disímiles como la exploración, la perforación, producción, transporte, refinación, comercialización, distribución comercial y venta al detalle de los productos que procesa.



Esta entrada contiene un artículo de:
José Caballero Jesús
Profesional en Negocios Internacionales con Post grado en Logística Internacional. Reconocido en el ámbito empresarial y público por la amplia experiencia y conocimiento en las áreas de transporte internacional, administración, comercio exterior, logística internacional, compras locales e internacionales, etc.
Profesor de la Maestría en Supply Chain Management de ESAN
Auspicios