Consejos para refinanciar un crédito

user-pic

En un contexto de desaceleración, las entidades que otorgan créditos han reforzado el trabajo de sus áreas de cobranza, mostrándose ahora mucho más dispuestas a refinanciar las deudas de sus clientes. Javier Ibañez, profesor de Programas Institucionales de ESAN, nos da algunos consejos a tomar en cuenta a la hora de pedir un refinanciamiento.

refinanciar_credito.jpgEl escenario por el que actualmente atravesamos, de menor crecimiento económico respecto a otros años, ha generado que el sector bancario se muestre más dispuesto a refinanciar los créditos de aquellos clientes que muestran dificultades para pagar sus obligaciones.

Por ello, en un entorno donde ha aumentado el riesgo de caer en sobreendeudamiento, las entidades crediticias están ofreciendo a sus clientes que están en peligro de caer en mora una reprogramación, es decir, una renegociación de los plazos y montos de los préstamos para que puedan cumplir adecuadamente con el pago de sus deudas.

Este nuevo comportamiento de las entidades crediticias se ha podido observar en el comportamiento de las gerencias de cobranza de los bancos, las cuales frente a los potenciales atrasos en los que pueden incurrir los deudores, vienen realizando llamadas preventivas o envío de correos electrónicos y mensajes de texto.

Consultado sobre el tema, Javier Ibáñez, profesor de Programas Institucionales de ESAN, explicó los costos, beneficios y aspectos que debe tener en cuenta el deudor a la hora de solicitar una reprogramación de los pagos al banco.

En entrevista con el diario Gestión, Ibáñez hizo hincapié en que si se tiene dificultades en la capacidad de pago actual, es importante reconocerlo e informar a la entidad bancaria de que se tiene la intención de seguir pagando.

"La cosa se complica cuando alguien está teniendo dificultades para hacer sus pagos a tiempo y simplemente deja que se acumulen las cuotas y los intereses. Cuando sucede esto, se vuelve más complicado poder acceder a un refinanciamiento en el futuro", expresó.

Otra de las recomendaciones del experto fue que a la hora de acudir al banco a solicitar un refinanciamiento de la deuda, se requiere tener un plan con objetivos concretos, de modo que se pueda generar confianza.

sumillas_refinanciacion_credito.jpg"El deudor debería acercarse al banco para explicar que, por uno u otro motivo, sus ingresos se han visto reducidos pero que éstos mejorarán en los próximos meses gracias a las expectativas que se tiene en torno a sus próximos planes de trabajo, contratos o pedidos de ventas", subrayó.

Asimismo, Ibáñez aconsejó que a la hora de refinanciar un crédito se debe de tener la seguridad de poder pagarlo en los nuevos términos a la par de tener en cuenta que la clasificación crediticia de uno se verá afectada.

"Una persona tiene que tener en cuenta la factibilidad de pagar una deuda refinanciada. Por otro lado, el refinanciamiento responde a un problema de capacidad de pago y por lo tanto representa un riesgo para la entidad financiera, lo que devendrá en una reclasificación del deudor, lo que implica un aumento en las tasas para él. Si se desea volver a la situación inicial, se deberán acreditar seis meses de un excelente comportamiento de pago", explicó.

¿Qué otro consejo podría ser útil para aquellos que se encuentran en la necesidad de refinanciar una deuda con una de estas entidades?



Esta entrada contiene un artículo de:
Javier Ibañez
Ingeniero economista con especialización en Banca, Finanzas y Microfinanzas, diplomado en Contabilidad Gerencial y Finanzas Corporativas, Especialización en Gestión de Riesgo de Crédito, Especialización en Administración y Gerencia, Diploma en Gestión Financiera, Maestría en Banca y Finanzas.
Profesor de los Programas Institucionales de ESAN.
Auspicios