Explorando el marketing personal: el mercado (el empleador)

user-pic

En un artículo anterior hemos visto cuan relevante es conocerse a sí mismo como producto para saber "venderse" correctamente y colocarse adecuadamente en el mercado laboral. Precisamente, en esta entrega abordaremos la importancia de saber definir el mercado al cual queremos dirigirnos y que se adapta mejor a nuestro "producto" (nosotros mismos).

marketing_tu_mercado.jpgCuando uno ya tiene todos los detalles del producto es momento de que pase a definir cuál es el mercado ideal para éste, tomando en cuenta cuáles son las variables más importantes a nivel personal. Algunos ejemplos de esto son: una empresa de prestigio, un empleo que nos brinde seguridad, una buena remuneración, una cultura organizativa que sea afín a nuestros principios, etc.

Es importante que antes de tomar una decisión uno se pregunte en qué tipo de organización quiere trabajar. Algunas de éstas se orientan sobre todo a los logros; en ellas las personas trabajan largas jornadas y mientrasmás horas se queden se les mira y reconoce mejor. Por el contrario, hay aquellas en las que hacer esto es mal visto pues son bastante estrictas en el cumplimiento de las ocho horas (y que pasadas éstas no permiten que el trabajador se quede en el centro de labores).

Preguntémonos una vez más: ¿en qué tipo de organización queremos? ¿Es la empresa que queremos (sí, esa que nos da buen sueldo y prestigio) exactamente del tipo de cultura con la que queremos vivir? No olvidemos que todos somos diferentes. Puede que quizás nos guste una empresa donde todos estén totalmente concentradosen sus labores a lo largo del día (lo que no está mal). Pero de repente no, quizás seamos de los que necesitemos conversar o interactuar cada cierto tiempo con algunas personas.

Entonces, empecemos a investigar, a preguntar, a relacionarnos con las personas y armar nuestra red de contactos. Si en ese proceso consideramos que hemos encontrado una empresa que se amolda a lo que buscamos, a nuestros principios, habilidades, actitudes y estilo de vida, busquemos a alguien que pertenezca a ella e intentemos conocerlo.

sumillas_marketing_tu_mercado.jpgSin embargo, es menester evitar decir que estamos "buscando trabajo". Debemos tener claro que lo que hacemos es "prestar servicios". Por lo tanto, a esa persona que trabaja en esa empresa que tanto nos gusta y en la que queremos desempeñarnos,vamos a pedirle una oportunidad para ofrecerle nuestros servicios: brindarle nuestras ventajas, aprovechar nuestra diferenciación y generarle un valor agregado (por ello la importancia previa de conocer nuestro "producto" y saber a nivel de detalle cuáles son sus ventajas).

No debemos esperar a que haya una vacante, sino que debemos acercarnos y contactar con la persona que nos hemos planteado que sería nuestro jefe y decirle "tengo un beneficio que darte y puedo hacer que tu empresa gane valor". Esto puede parecer difícil y quizás en alguna medida lo sea, pero como todo marketero debemos saber vender -en este caso "vendernos"- pues ello aumentará en gran medida nuestras posibilidades de (re)insertarnos en el mundo laboral.

¿Qué otras variables pueden tomarse en cuenta a la hora de definir nuestro mercado laboral?



Esta entrada contiene un artículo de:
Rafael Pinna
Master en Dirección Estratégica de Recursos Humanos de EOI, España. PADE de Recursos Humanos, ESAN. Abogado de la Universidad San Martín de Porres. Consultor con amplia experiencia en diseño, desarrollo y ejecución de soluciones en Talento Humano. 
Profesor de la Maestría en Marketing de ESAN.
Auspicios