Pocos factores a favor de las exportaciones en este 2015

user-pic

Las exportaciones peruanas tuvieron un mal desempeño en el 2014 luego de terminar con una caída del 10.5% debido a la menor demanda y el menor precio de las exportaciones tradicionales como el cobre, la plata y, en menor proporción, el oro. Lamentablemente, para este año no se avizora una recuperación.

exportaciones_2015_caida.jpgA pesar del complicado escenario de la economía mundial, diversos países exportadores de materias primas de la región han podido mitigar la menor demanda de sus productos de alguna u otra manera. Sin embargo, nuestro país no ha podido hacerlo debido a su alta dependencia (más del 70%) de exportaciones primarias. Incluso, la harina de pescado, lider de la producción en el mundo, ha venido reduciendo sus volúmenes de exportación en 5% con respecto al 2013, cuando ya había disminuido 36% con respecto al 2012.

Lo preocupante de esto es que no se vislumbra factor alguno que favorezca a las exportaciones tradicionales en este 2015. Ni la improbable recuperación de la economía china, ni el reciente avance en el crecimiento económico de Estados Unidos, menos aún una utópica recuperación de la economía europea. Ni tampoco la alternativa de nuevos mercados, como el ruso.

Ante este escenario poco alentador cabe preguntarse: ¿acaso todo está perdido? No, las exportaciones no tradicionales podrían constituir algún remedo de redención. De todos los sectores que la conforman, el sector agrícola ha venido creciendo a un ritmo promedio anual de 16% y los precios unitarios a un ritmo de 5%. Considerando la entrada en producción de nuevas áreas -especialmente en el norte del país- y con las nuevas variedades de frutas -como el caso de los arándanos- tenemos que la recuperación de la economía estadounidense resulta de mayor impacto por ser el primer destino de las exportaciones agrarias. Por todo ello, este sector puede crecer hasta los US$ 5,000 millones.

Mientras tanto, superados los inconvenientes del moderado Fenómeno de El Niño del año pasado y si se mejora el ordenamiento de las normas para la pesca, especialmente en la zona de las primeras millas, la actividad pesquera para el consumo humano directo también podría crecer en forma moderada, para luego tomar impulso bajo un marco de mayor protección pero con más eficiencia en el futuro.

Otro de los sectores que ha sorprendido por su crecimiento promedio anual -tanto en valores como en precios unitarios, del orden de 19% y 7%, respectivamente- es el metalmecánico. Este rubro llega a mercados cercanos como Estados Unidos, Chile, países de la Comunidad Andina, Panamá, México y hasta el mismo Brasil, con productos como bolas para molinos, grupos electrógenos, partes y piezas, inclusive minibuses y que, en total, puede llegar a exportar más de US$ 500 millones.

El sector químico también ha logrado mantenerse con márgenes positivos pese al adverso panorama mundial. En el 2014 aportó unos US$ 1,300 millones, llegando a 129 países con productos como alcohol etílico, polipropileno, placas de etileno, neumáticos, perfumes, entre otros. Su crecimiento será moderado pero sostenible en mercados estables este 2015.

sumillas_exportaciones_2015.jpgFinalmente, con un crecimiento leve, del orden del 4% y con precios unitarios que apenas se sostienen, el sector textil no tradicional sufre una serie de impactos negativos. El dólar, durante el 2014, estuvo retrasado y solo en las últimas semanas se ha recuperado. El algodón peruano está entre los más caros del mundo y sus virtudes se están perdiendo. ¿Han viajado últimamente por la Panamericana Sur a través de Cañete, Chincha e Ica? Allí, en los campos, donde antes se veía una alfombra blanca de las plantaciones de algodón, hoy esta ha desaparecido, sustituyéndola con otros cultivos más rentables y con mercados más estables, como es el caso de la uva, la palta, los aránadanos, la granada, entre otros.

Por eso hoy la industria textil debe importar el 60% del algodón que utiliza como insumo. Peor aún, el gobierno ha disminuido el incentivo a las exportaciones, reduciendo el draw back del 5% al 4% para el 2015 y a 3% para el siguiente. El sector textil resulta el más perjudicado de todos los sectores y tendrá una expectativa de crecimiento muy baja.

En resumen, las perspectivas de crecimiento de las exportaciones peruanas son muy bajas para este 2015 y es probable que mantengan un valor similar al del 2014 (aproximadamente US$ 38,000 millones).

¿Qué pueden hacer las empresas exportadoras para atenuar el mal panorama?



Esta entrada contiene un artículo de:
Eduardo McBride Quiroz
Profesor del área de Mercadeo. Master of Education, University of Pittsburgh, Pennsylvania, USA. Bachiller en Zootecnia, Universidad Nacional Agraria La Molina, Perú. Profesor del MBA Tiempo Parcial de ESAN.
Auspicios