Crecimiento plástico: el preocupante aumento del uso de las tarjetas de crédito

user-pic

A junio último el uso de las tarjetas de crédito o "dinero plástico" registró un avance de 21.7% en términos anualizados, ubicándose como el crédito de mayor crecimiento, informó el Banco Central de Reserva (BCR). Varios expertos, entre los que se encuentra Jorge Guillén, profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN, advierten acerca de los riesgos que esta expansión implica.

Dinero_Plastico_Principal.jpg

Mientras otras formas de financiamiento muestran ritmos de crecimiento cada vez menores, el uso del dinero plástico mantiene una tendencia acelerada desde el último trimestre del 2014. 

Según los especialistas, el mayor dinamismo del uso del dinero plástico se debe a que los préstamos personales se han hecho menos accesibles, pues las entidades financieras optan por evaluar con mayor rigurosidad a sus clientes para el otorgamiento de dichas líneas de crédito. Esto hace que las personas usen con más frecuencia sus tarjetas de crédito para financiar compras o disponer de efectivo. 

Jorge Guillén, profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN, comenta que el uso de tarjetas es un sustituto frente al limitante de acceder a un crédito personal con baja tasa. Por ello, recomienda tener cuidado en el uso del llamado "dinero plástico" ya que en estos momentos de desaceleración no es una buena idea incrementar el crédito personal sino que es necesario "guardar pan para mayo". 

"A la hora de usar tarjetas se debe tener en cuenta que la tasa de costo efectivo anual (TCA) siempre será mayor a la tasa efectiva anual (TEA) que ofrecen los bancos en sus propagandas", señala. 

Seguidamente, Guillén refiere que a pesar que la SBS y el Indecopi regulan los cobros indebidos, en muchos casos el TCA alcanza el 200%.

sumillas-(4).jpgEn declaraciones publicadas por el diario Gestión, el gerente general de Genworth Perú, Juan Carlos Vera Tudela, anota que llama la atención la evolución del uso del plástico cuando los demás tipos de crédito han crecido a menor ritmo. "Para el cliente es más fácil utilizar líneas de crédito ya aprobadas que solicitar préstamos personales que implicarían pasar por una evaluación crediticia", señala el ejecutivo. 

Asimismo, Vera Tudela advierte que el uso excesivo de este tipo de financiamiento podría acarrear un aumento del riesgo de incumplimiento de las obligaciones. "Si una persona se encuentra frente a una situación financiera vulnerable, debido a la interrupción de su flujo de ingresos, esto le impedirá asumir sus obligaciones. La mayoría de personas que pasan por este escenario no cuentan con un seguro de protección de pago que los alivie frente a estas circunstancias", señala el especialista.

Otro riesgo es la generación del "efecto carrusel", es decir, cuando el endeudamiento de una persona crece debido al uso de más de una tarjeta de crédito. En este caso, siempre estará presente la tentación de pagar una deuda de una tarjeta endeudándose con otra, lo cual genera un círculo vicioso que impedirá deshacerse de la deuda contraída, refiere Vera Tudela.

Finalmente, Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos y Estadísticas de Asbanc, recomienda contar como máximo con dos tarjetas de crédito de diferentes entidades. El analista señala que las personas deben usar sus tarjetas en forma responsable porque el dinero que toman a través de ellas no es suyo sino de una entidad financiera a la que van a tener que pagar. 

¿Considera usted que las autoridades deben tomar medidas para evitar que las personas se endeuden demasiado con las tarjetas de crédito?



Esta entrada contiene un comentario de:
Jorge Guillén
Ph.D in Economics, West Virginia University, USA. Economista. Especialización en metodos cuantitativos aplicados a economía y finanzas. Economista de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN.
Auspicios