Reflexionando sobre la libre disponibilidad de los fondos de pensiones

user-pic

Luego que la Comisión de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera del Congreso de la República aprobara un proyecto de ley que permite a los afiliados de las AFP retirar el 95.5% de sus fondos al momento de jubilarse, cabe preguntarse si dicha medida beneficiará o perjudicará a los peruanos. En el siguiente artículo, se realizarán algunas reflexiones para entender mejor este tema.

reflexion_Aguirre_Principal.jpg

¿La mayoría de peruanos se preocupan por su futuro?

Al parecer, al menos la mayoría de peruanos, si se preocupan por su futuro. Cuando una pareja de esposos invierte en la educación de sus hijos, también lo hace pensando en los años venideros. En países como el nuestro hay un "pacto implícito" entre padres e hijos que se puede resumir en la siguiente frase: "Hoy invierto en ti para que luego me ayudes". Esta situación no ocurre en países desarrollados y culturas post modernas donde los hijos se independizan a muy temprana edad1

Además de la "inversión" en la educación de los hijos, también existe una fuerte apuesta por la compra de terrenos (una casa da una renta anual) o la formación de pequeños negocios. Sin embargo, a pesar de estas previsiones, estoy de acuerdo en que el aporte a un fondo de jubilación sea obligatorio.

 Libertad nuestra de cada día

Tenemos la libertad de hacernos de lo que es nuestro. A los 65 años, creo que una persona es mucho más responsable con su dinero. Como dice el economista Juan Mendoza, profesor del Departamento Académico de Economía de la Universidad del Pacífico: "Cualquiera que pueda malgastar el total de su fondo previsional, también puede hacerlo en su pensión mensual. Por lo tanto, ese no es motivo para mantener la indisponibilidad". 

La naturaleza de las AFP

Sumilla_reflexion.jpgEl sistema de AFP es, por lo menos, un cuasi-oligopolio si cabe el término, en el que los operadores, al parecer, tienen una rentabilidad superior a la mínima justa o razonable por el riesgo asumido (siempre ganan, independientemente de si las inversiones del afiliado lo hacen o no). Justamente, por este último aspecto es que se regulan ciertos sectores como el energético, por citar un ejemplo. No obstante, hay que considerar que son diferentes: los servicios básicos como el agua o la luz son monopolios naturales cuyas empresas tienen poder de mercado (posición de dominio), mientras que el Sistema Privado de Pensiones (SPP) se asemeja más a un oligopolio.

Desde un punto de vista económico y de eficiencia en la asignación de recursos en una economía, la rentabilidad a largo plazo debería estar en función del riesgo asumido por los inversionistas en el negocio de las AFP, la cual sería la que asegure, según la teoría económica, unos  rendimientos económicos normales2.   

Las  AFPs "venden" un servicio que es de uso obligatorio3 como la luz o el agua. Si bien se cuenta con la presencia de varios operadores, ante lo cual se esperaría que hubiera cierto nivel de competencia, finalmente lo que impera es un oligopolio con empresas pertenecientes a grupos económicos que además poseen sus propias compañías de seguros y/o bancos.    

Otro aspecto que hace especial a este negocio es el impacto social que tiene en el futuro, ya que los resultados de las empresas que operan en este mercado repercuten en el crecimiento y desarrollo económico del país, la paz social y la viabilidad, no solo de las arcas fiscales, sino de la economía en general. No es un mero "negocio" como cualquier otro.

¿Será una segunda oportunidad?

Si una persona puede retirar sus aportes al momento de jubilarse a lo mejor tenemos la oportunidad de volver a negociar con las AFP y preguntarles: ¿Qué me ofreces para que deje mis fondos allí? ¿Qué me ofrecen las compañías de seguros para llevar mis fondos allá? ¿Qué me ofrecen terceros por manejar de mis fondos?4 Si las personas tienen libertad para contar con sus fondos y la posibilidad de negociar, tal vez habría un mayor ánimo para aportar a las AFP. 

La libertad implica responsabilidad.

Las personas que decidan retirar sus fondos del Sistema Privado de Pensiones deberán asumir las consecuencias de sus actos. Así, a través de la firma de un documento, deberán declarar explícitamente que renuncian a cualquier ayuda del estado y a cualquier tipo de reclamo que pudieran hacerle respecto a este tema.

¿Retiro según "clasificación de riesgo"?

Aunque esto pueda ser algo costoso, sería interesante analizar su viabilidad. ¿Quiénes podrían retirar hasta el 95.5% de su fondo? Bueno, los que cumplan con ciertos requisitos como el tener más de una casa propia, un negocio o ingresos adicionales, hijos con educación superior y/o ingresos sustentables, salud estable o nivel razonable para su edad, entre otros detalles que indiquen un bajo riesgo. 

Las personas que no cumplan con todos estos aspectos podrían retirar un menor porcentaje (80%, 60%, 2'%) según su clasificación o no estar acreditados para hacerlo.

Si bien esta propuesta tiene costos, su implementación podría generar incentivos positivos para todos. Es subjetivo, sí, como toda evaluación financiera o crediticia.  Finalmente, cabe señalar que la persona que desea retirar sus fondos debería pagar por esta "clasificación de riesgo". ¿Quién haría esta evaluación? Debemos analizarlo bien. 

¿Cuál es la reflexión que considera más interesante en torno a las AFP? ¿Por qué?

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

1En una revista muy reconocida de un país desarrollado leí una vez la historia de una pareja de hermanos que se dieron cuenta que su madre había muerto en su departamento después de varios días. Lo interesante es que la hija vivía en la misma ciudad. Lo más sorprendente es que el artículo no se interesó por este pequeño detalle. Lo tomo como algo normal. 

2 La tasa justa para los accionistas se podría estimar con el modelo Capital Asset Pricing Model (CAPM).

3 Al menos para los trabajadores que están en planilla.

4 Ya debería haber más oferta para nuestros fondos; incluso debería estudiarse el poder escoger un fondo de pensiones en el MILA.


Esta entrada contiene un artículo de:
Carlos Aguirre
Profesor del área de Finanzas, Contabilidad y Economía. Maestría en Finanzas, ESAN. Economista. Programas de especialización en Finanzas, en Regulación Económica de las Telecomunicaciones y en Administración Bancaria.
Profesor de la Maestría en Finanzas de ESAN.
Auspicios