La industria del entretenimiento, tan relevante como la vida misma

user-pic

Entretenerse y buscar desconectarse de la realidad por un momento, es parte de la vida misma, tanto como respirar, comer o dormir. Aún en época de crisis económica, las personas no pueden dejar de lado las actividades que les producen diversión. A continuación, una mirada al impacto de la industria del entretenimiento.

Industria_Entretenimiento_Principal.jpg

Para comprender la magnitud de la industria del entretenimiento en el Perú leamos la siguiente historia:

El señor Abelardo García se estaciona en el parqueo de un centro comercial multitudinario de Lima Norte para realizar un trámite. Mientras lo efectúa, reflexiona sobre su situación actual y se preocupa. La economía familiar está complicada, lo que le va a implicar trabajar más horas. 

Luego de acabar con su gestión, sin darse cuenta toma el camino más largo para llegar a su auto y aprovecha para pasear por el centro comercial. Así, se detiene en el cine y ve que en cartelera está la película para niños que sus hijos le han pedido ver, por lo que decide llevarlos a verla el fin de semana.

Ya en su auto, don Abelardo piensa en la salida del fin de semana con sus compadres, por lo que debe separar su tiempo y algo de presupuesto para poder cubrir los gastos de las bebidas que debe asumir para cumplir con el evento social. Finalmente, piensa: "Luego de tanto trabajo, merezco divertirme un rato".

La industria del entretenimiento genera a nivel mundial ingresos por aproximadamente 1.74 trillones de dólares. Sí, efectivamente, no es un error de impresión, estamos hablando de 1.74 trillones o en números $ 1,740´000,000,000,000,000.00, según cifras del 2014 proporcionadas por la firma PwC en la última versión del Global Entertainment and Media Outlook.  Se estima que esta cifra debería crecer a 2.23 trillones de dólares para el año 2019. 

Cuando hablamos de la industria del entretenimiento podemos involucrar un sinnúmero de actividades en las cuales siempre hay una disposición de gasto para diversión en todos los niveles. Para el peruano, el gasto en entretenimiento está por encima que el realizado en educación, salud, transporte, cuidado personal o ahorro (ENCP 2015, Arellano Marketing). 

Un ejemplo claro es el caso de nuestro amigo Abelardo, quien, aún a pesar de que es consciente que su economía no es de las mejores, tiene claro que debe destinar parte de su presupuesto, disponible o no, para gastos de diversión de su familia y de él mismo. Esto nos lleva a descubrir un insight muy fuerte en la dinámica del comportamiento del ser humano: "No todo puede ser trabajo, debe existir tiempo para desconectarse, relajarse y luego poder continuar con las labores del día a día". Ante ello, podemos comprender la razón por la cual la oferta de recreación, ocio y entretenimiento es muy fuerte, diversa y dirigida a todos los segmentos del mercado. 

En plena crisis económica del año 2009, en el que Estados Unidos marcó un -2.4% como índice de crecimiento de PBI, la industria del cine registró un record de recaudación en dicho país con más de 10 mil millones de dólares,  lo cual explica que, durante épocas de depresión, la necesidad de escaparse por un momento de la realidad es muy importante. 

sumillas-entretenimineto.jpgComo dato relevante, la industria cinematográfica en el 2015 reportó ingresos cercanos a los 50 mil millones de dólares alrededor del mundo, mercado que sigue creciendo a pesar de convivir con otras plataformas sustitutas tales como Netflix, Youtube, Apple Store, la televisión por cable o incluso la misma piratería, lo cual muestra una realidad en la industria del entretenimiento: la importancia de ser omnicanal, por lo que no tener conciencia del entorno digital es inconcebible.

Hablar, por ello, de la industria del entretenimiento es muy vasto. La cantidad de estímulos respecto a la oferta disponible en el mercado es aún más amplia de la que encontramos en las categorías de consumo masivo, servicios u otras que son parte de nuestro día a día. 

La atención tan ligera que le damos a esta industria resulta que es su mayor fortaleza. Las personas en su día a día se encuentran inmersas en una película, serie televisiva, redes sociales, música, juegos o actividades al aire libre como pasear por un parque, hacer deporte, etc.

La industria del entretenimiento mueve miles de millones de dólares en el mundo y de forma inconsciente porque las personas no se percatan de la gran cantidad de estímulos que reciben. Total, se trata de diversión y nuestra naturaleza humana siempre va a destinar esfuerzo, tiempo y gasto a nutrir este mercado. Y lo mejor de todo, para quienes están detrás produciendo dicha oferta, es que el consumidor no tiene necesariamente remordimientos cuando se trata de gastar en diversión  ya que, finalmente, entretenerse y buscar desconectarse de la realidad por un momento, es parte de la vida misma, tanto como respirar, comer o dormir.

¿Cuánto destinas al mes al "entretenimiento"? ¿Consideras que en tu ciudad existe una amplia oferta?

 



fotoprofe.jpg
Esta entrada contiene un artículo de:
Tito Aguilar
Magíster en Marketing de ESAN con especialización en Marketing Intelligence en ESIC, Madrid. Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Martín de Porres. Actualmente CEO de Papayafast y consultor en la industria de entretenimiento para diversos sectores tales como cine, medios de comunicación y otros. Se desempeñó como Gerente de Marketing y Comercial de Cinemark para Perú y Bolivia, así como en UVK Multicines. Profesor del curso Marketing Aplicado a la Industria de Entretenimiento del PEE de ESAN.
Auspicios