La importancia de una toma de decisiones inteligente, estratégica y global

user-pic

Una toma de decisión inteligente y estratégica es sumamente trascendental en una empresa, ya que involucra el análisis de datos y la lectura del entorno, donde la organización se conoce a sí misma, tanto hacia adentro como hacia fuera. Pero también es importante conocer cuáles son las capacidades de la competencia y el potencial del mercado. Una empresa que no conoce a la competencia no puede tener una toma de decisión inteligente, estructurada e integral.

Post_conexion-decisiones (principal).png

Si bien el análisis de datos es muy importante tampoco lo es todo. Más relevante es la combinación de herramientas de uso de datos, de administración y procesamiento de los mismos, así como de técnicas de análisis con los resultados que ellos deriven. 

De igual manera, hay que considerar cuestiones no tan cuantitativas o técnicas, como lo son la capacidad de analizar el entorno y la experiencia propia y de los demás actores en el mercado. En otras palabras, hay que analizar datos procurando una buena información y conocimiento. Estos tres niveles nos conducen a una comprensión más cabal de la realidad en la que se desenvuelve una organización: partiendo de que existen condiciones dinámicas y capacidades para adaptarse en uno u otro sentido.

sumilladesiciones.jpgPor otro lado, existen varias situaciones que se dan tanto en el entorno como dentro de la empresa que no están necesariamente cuantificadas. No hay que olvidar que es preciso tener la capacidad de generar la información requerida. Esto implica mucha pericia para saber qué tipo de información se debe utilizar, cómo se debe utilizar, y cómo se va a interpretar al final del día para tomar una decisión inteligente, integral y global. También hay que entender las capacidades potenciales de la propia empresa, la competencia y del mercado.

Es importante diferenciar la información relevante de la que no es relevante para la toma de decisiones. Una clave es entender la temporalidad, dado que los mercados de hoy son muy dinámicos y cambiantes. Lo que hoy puede funcionar para mi empresa, mañana podría no funcionar. La tecnología o técnica que usamos hoy puede ser obsoleta en un futuro no muy lejano. Lo que antes representaba una oportunidad o amenaza para la propia empresa mañana puede no serlo. Se debe entender el entorno, no solamente desde el punto de vista estático, sino también, desde el punto de vista dinámico.

La inteligencia comercial es otra clave para la toma de decisiones, aunque tiene muchos matices y vías. Por ejemplo, es importante analizar los precios de la competencia, teniendo en cuenta de que el hecho de que se ponga ciertos precios no quieren decir que sean los correctos. Entonces, si tomamos decisiones en torno a las decisiones equivocadas de nuestra competencia, también tomaremos decisiones no acertadas.

Finalmente, es importante entender las premisas para conducir nuestra estrategia dentro de la empresa, las de nuestra competencia y el mercado. Por ello, debemos entender cuáles son los componentes y las variables que afectan al entorno y también cuáles son las tendencias dentro del mismo. 

¿En su organización se emplean adecuadamente las herramientas vinculadas a la toma de decisiones?



258104269b.jpgEsta entrada contiene un artículo de:

Raúl Montalvo

Ph.D. en Economía por la University of Essex en Inglaterra, y cursó sus estudios de Maestría en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Así mismo, tiene estudios de posgrado en Generaciones Traslapadas y Economía Geográfica en la Universidad Técnica de Lisboa en Portugal. Actualmente es el Director de la Escuela de Graduados en Administración y de la Universidad Virtual del Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara. Profesor de la XXXII Semana Internacional de ESAN.


Auspicios