Las elecciones presidenciales y su impacto en lo económico

user-pic

Los mercados reaccionaron con optimismo tras los resultados electorales del 10 de abril: la bolsa subió con fuerza y la moneda peruana se fortaleció frente al dólar. Pero, ¿qué aspectos de fondo representa que dos candidatos con el mismo modelo económico hayan pasado a la segunda vuelta?

palaciogobierno_principal.jpg

Las elecciones presidenciales llevadas a cabo el pasado 10 de abril representan para el Perú un hecho muy importante. En primer lugar, implica continuar con un largo período de gobiernos democráticos, aspecto no visto en el siglo pasado. Este hecho puede significar que los peruanos hemos establecido que la elección de nuestros gobernantes es vital para nuestra convivencia y desarrollo.

Los ciclos seguidos de elecciones presidenciales (y de cualquier otra forma de gobierno, municipal, regional, etc.), imprimen al país estabilidad, haciéndolo más predecible, generando un mejor clima para las inversiones y también para que los ciudadanos podamos planificar el desarrollo de nuestras vidas.

Por otro lado, los resultados electorales han mostrado que la población se encuentra a favor de la promoción de inversiones, aspecto que siempre ha sido apoyado en los mensajes difundidos por los dos candidatos que han pasado a la segunda vuelta electoral.

El hecho de considerar a la inversión como elemento clave del desarrollo, impone el cumplimiento de una serie de normas: estabilidad jurídica, estabilidad económica, fortalecimiento de las instituciones públicas vinculadas a la promoción de las inversiones, entre otras. Es decir, que el sólo hecho de lograr atraer inversiones nacionales y extranjeras exige un esfuerzo de ordenamiento del Estado que es urgente apoyar.

reategui_sumilla.jpgEn los años venideros del próximo gobierno, se espera ver esfuerzos para generar más empleos. Los jóvenes del Perú deben tener la oportunidad de estudiar e incorporarse rápidamente al mercado laboral. Eso solo es posible si somos capaces de estabilizar al país, y ampliar la producción de bienes y servicios.

Esperamos también que se fortalezca el capital humano. El acceso a la salud y la educación deben ser objetivos nacionales apoyados por todos. Con capital humano saludable y bien educado, será más fácil participar en el mercado, encontrar un empleo, mantener adecuadamente a nuestras familias y lograr bienestar.

Sin lugar a duda, estamos en mejor posición que en las últimas décadas del siglo pasado, por lo que debemos ser capaces de aprovechar bien las oportunidades que el mundo globalizado nos propone, la conquista de nuevos mercados, la creación de bienes y servicios adecuados para la demanda, el fortalecimiento de la competitividad del país permitirá que el ansiado desarrollo no se encuentre tan lejano.

La academia tiene también una gran responsabilidad, la formación de nuestros jóvenes debe ser adecuada para los tiempos en los que la innovación, la reducción de costos, la calidad, y el respeto por el medio ambiente, son vitales para crecer responsablemente.

Conocidos los candidatos que pasarán a segunda vuelta, ¿qué espera del próximo gobierno?



Profesora Ana Reátegui
Esta entrada contiene un artículo de:
Ana Reátegui Vela
Profesora del área de Finanzas, Contabilidad y Economía MA, ESAN, Perú. Diploma de Estudios Superiores Especializados en Comercio Internacional, DESS, Université Val de Marne, París, Francia. Economista, Universidad de Lima, Perú.
Auspicios