La comunicación 360º como estrategia de negocios

user-pic

Comunicación 360º no es el término de una nueva moda; es una filosofía de gestión empresarial que se basa en la firme convicción de que las empresas más competitivas son aquellas que mejor logran integrar todos sus recursos -especialmente los humanos-, con la sabiduría de comunicar a todos sus públicos, tanto internos como externos, los resultados alcanzados.

comunicacion360_principal.jpg

El éxito en la gestión empresarial está en la capacidad de sus directivos por conducir la empresa en la incertidumbre de un entorno cambiante. En ese empeño proactivo de anticiparse a los cambios, los líderes evalúan el entorno competitivo para diseñar su estrategia adaptando el rumbo de la empresa. Es un esfuerzo constante por mirar hacia afuera y tomar las mejores decisiones, alineando los recursos internos de la empresa para alcanzar óptimos resultados. Y para lograrlo hay que mantener un constante diálogo con todos los involucrados.

Es por ello que la comunicación se convierte en la piedra angular de una buena estrategia competitiva. Cuando ese esfuerzo de interacción y comunicación contempla a todas las organizaciones, personas, instituciones públicas, medios de difusión, empleados, clientes, accionistas, y todo el público que está interesado por los resultados que esperan que la empresa alcance, se dice que la empresa está desarrollando una estrategia de comunicación 360º.

Objetivos: el inicio del éxito

La estrategia de comunicación debe ser eficaz en sus objetivos, partiendo de entender las necesidades de sus públicos de forma empática. Debe ser proactiva y flexible, aprovechando todos los recursos de comunicación que tiene la empresa, y adaptando sus mensajes a cada público integrándolos en todos los soportes.

La comunicación 360º busca la integración de forma armónica y coherente de todos los elementos que hacen posible la eficiencia y eficacia del esfuerzo comunicativo. Para esto integra en un solo sistema la comunicación organizacional interna, la identidad e imagen corporativa, las relaciones públicas de la empresa, y el sistema de comunicación de marketing con sus clientes. Todo esto con el empeño de que las vías de comunicación y mensajes converjan en la fidelización en torno a los objetivos programáticos y a sus resultados.

Siendo así, la comunicación en 360° se propone como la vía idónea para proyectar objetivos para posicionar; creando, convocando, descentralizando e informando para generar interacción de mensajes con todas las audiencias escogidas, como grupos de interés o de presión, que actúan como partes interesadas en el éxito del negocio tanto interna como externamente.



La comunicación y el capital humano

La comunicación 360 busca tener a su capital humano altamente motivado, alineado, actualizado y conectado con la organización, junto con objetivos estratégicos y procesos de cambio. La comunicación interna de la empresa debe ser un sistema dinámico, flexible y transversal a todos los procesos de la cadena de valor de la empresa, buscando crear espacios abiertos dentro de la empresa que den soluciones a cambios estructurales, situaciones de crisis, cambios culturales, y a la solución de problemas con innovación.

De igual forma, en un mundo tan globalizado, el gran desafío es saber gestionar las conversaciones con los grupos de interés externos, clientes, instituciones, ONGs, Estado, para lograr alianzas que favorezcan el logro de las metas, posicionamiento de marca, diferenciación, y una reputación corporativa coherente con la misión, la visión, los valores y cultura de la empresa.

La comunicación interna de la empresa debe ser un sistema dinámico, flexible y transversal a todos los procesos de la cadena de valor de la empresa, buscando crear espacios abiertos dentro de la empresa que den soluciones a cambios estructurales, situaciones de crisis, cambios culturales, y a la solución de problemas con innovación.

Una estrategia de comunicación externa debidamente integrada con la dinámica comunicación interna, permitirá a la empresa convertir en alianzas las relaciones con sus diferentes públicos, grupos de interés y todas sus audiencias. Este es el objetivo estratégico de la comunicación 360º. 

Hay un amplio abanico para lograr esta integración, que sumamente necesaria en un mundo cada vez más interconectado. Se deben sumar hábilmente todas las posibilidades de comunicación que hoy nos posibilita internet y los medios digitales, sin desaprovechar los canales tradicionales. Además, se debe comprender con mapas de empatía las necesidades de comunicación que tiene cada audiencia, y adaptar mensajes a cada soporte y público objetivo. Solo así la empresa podrá contar con un sistema coherente que refuerce su imagen y posicionamiento competitivo ante todos sus públicos.

Ante este nuevo paradigma de la comunicación, donde lo que se busca es el diálogo y el compromiso como base para la competitividad de la empresa, cabe preguntaros: ¿cómo lo hace la empresa actual? ¿Están debidamente identificados los diferentes grupos de interés y hay una estrategia clara de comunicación con cada uno? ¿Están integrados todas las vías y medios tanto digitales como tradicionales para alcanzar los mejores resultados?

En una segunda parte de este artículo, además de responder a las preguntas generadas, conversaremos sobre cómo implementar una estrategia de comunicación 360º. Así analizaremos si es pertinente que lo haga la alta gerencia o si se necesita un área de comunicaciones establecida.

¿Cómo hace tangible esta comunicación 360° en el interior de su empresa?

Auspicios