¿Por qué no soy un experto en innovación?

user-pic

Nuestros conocimientos actúan como un filtro que elimina o limita nuestra creatividad e imaginación. Esto sucede, en parte, porque la mayoría de los procesos de aprendizaje a los que hemos sido sometidos son meramente acumulativos. Hemos aprendido a almacenar conocimientos y a esta actividad le hemos puesto el nombre de "experiencia". Sin embargo, hemos olvidado que el aprendizaje acumulativo no crea, tan solo recicla; no innova, solo mejora.

innovacionprincipal.jpg

Cuando aprendemos sin desaprender, acumulamos creencias que difícilmente estamos dispuestos a desechar o eliminar. El hecho de que usted haya aprendido que la Tierra es redonda, eliminó de su mente otras decenas o cientos de posibles alternativas que nunca más tomará en consideración como, por ejemplo, que la Tierra es cuadrada, triangular, octogonal, amorfa, etc. Aunque es relativamente fácil comprobar la redondez de la Tierra, la mayoría de los conceptos y creencias que tenemos en nuestra mente no lo son.

Es posible que muchas de las ideas, pensamientos y paradigmas que hoy poseemos y defendemos como si fueran verdades absolutas, sean o no de naturaleza científica, cambien radicalmente en el futuro, tanto así que nos van a hacer ver como hombres de las cavernas en unos quinientos años. Hemos sido condicionados para no poner en duda lo aprendido y tomamos nuestros conocimientos y nuestra "experiencia" como si fueran premisas inmutables, como lo hemos hecho con la forma de nuestro planeta. 

Ahora bien, las actividades que le dan de comer a la mayoría de las personas se basan en este tipo de aprendizaje acumulativo: usted gana dinero porque tiene "experiencia" en lo que hace, que no es otra cosa que repetir lo que hizo ayer obteniendo los mismos resultados que obtuvo en el pasado. A un ingeniero lo contratan en base a su "experiencia" porque el mercado sabe que este profesional repetirá la performance que tuvo construyendo una edificación. A la persona que tiene experiencia en alguna actividad se le llama "experto" solo porque es capaz de repetir resultados pasados basados en su experiencia.

Hemos sido condicionados para no poner en duda lo aprendido y tomamos nuestros conocimientos y nuestra "experiencia" como si fueran premisas inmutables.

Pero quienes realmente se dedican a la innovación, en un marco enteramente práctico, saben que la palabra "experto" no les queda. La innovación no tiene que ver ni con la performance histórica ni con los resultados del pasado. La innovación, entonces, no tiene que ver con la experiencia. La innovación no repite, la innovación cambia; la innovación no repasa, la innovación descubre. Por lo tanto, el innovador no acumula, el innovador descarta.

La innovación exige de un constante desaprendizaje, es decir, la capacidad de poner en duda cualquier creencia en cualquier momento por más absoluta y verdadera que parezca. Aparentemente, los innovadores son los únicos que están preparados para poner en tela de juicio la redondez de la Tierra.

Aunque el mundo académico ya ha producido algunos innovadoras, personalmente no creo que en el mundo real existan los "expertos en innovación", al menos puedo asegurarles que yo no soy uno de ellos. 

*Extraído del libro "Mirando los negocios al revés: cómo crear innovadoras ideas de negocios con la estrategia del cazador de cebras".

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Asiste al taller y presentación del libro "Mirando los negocios al revés: cómo crear innovadoras ideas de negocios con la estrategia del cazador de cebras". Ingreso libre.



jorgeluis.jpgEstada entrada contiene un artículo de:

Jorge Luis Boza Olivari 

Master of Business Administration (MBA) por la Universidad de California en los Ángeles (UCLA) y Magíster en Administración por ESAN. Vicepresidente ejecutivo de The California Business Innovation Group,consultora de innovación empresarial ubicada en Silicon Valley, California, que asesora a diversas corporaciones incluidas en la lista Fortune 500. Autor del libro "Mirando los negocios al revés: cómo crear innovadoras ideas de negocios con la Estrategia del Cazador de Cebras".

Auspicios