Siete consideraciones de estrategia, procesos y tecnologías de información para la transformación del nuevo orden empresarial

user-pic

La dinámica empresarial y el constante cambio en la oferta de productos y servicios nos sitúa en un entorno caracterizado por la mundialización de la economía, la competencia agresiva, una considerable diversidad en los clientes o usuarios que quieren "personalizar" la demanda con necesidades particulares, y el acceso al comercio virtual de los grandes productores que presentan gran progresividad en abaratar los costos de entrega a domicilio en cualquier parte del mundo. ¿Cuál debería ser la nueva estrategia ante este panorama?

empresasti_principal.jpg

En este marco, la prospectiva estrategica, la imperiosa necesidad de mejorar procesos y disminuir costos, así como fundamentar las mejoras con tecnologías de información, se convierten en una plataforma virtuosa para poder afrontar este nuevo orden empresarial.

Considerando lo señalado, es retador preguntarnos: ¿Su organización ha considerado la transformación como un objetivo estratégico? ¿La flexibilidad de sus procesos y las tecnologías de información son sus fortalezas principales para transformarse y adaptarse  al mercado?

En las últimas décadas, los líderes de las empresas han entendido que el cambio es permanente, pero nunca imaginaron que las tecnologías de la información podrían generar dramáticos giros en el rumbo empresarial. Buenos ejemplos de modelos de negocio transformadores son aquellas empresas que "no tienen algo y valen mucho", donde los activos de cemento y fierro ahora son activos de conocimiento y virtualización. Podemos citar algunas de ellas: "Airbnb" es el proveedor de alojamiento más grande del mundo con un registro de más de 60 millones de huéspedes y no tiene activos inmobiliarios, la empresa "Uber" es la compañía de taxis presente en 344 ciudades de 63 países y no tiene vehículos propios, y "Alibaba" es el mercado online mayorista líder mundial y sin inventarios.

Buenos ejemplos de modelos de negocio transformadores son aquellas empresas que "no tienen algo y valen mucho", donde los activos de cemento y fierro ahora son activos de conocimiento y virtualización.

Revisemos conjuntamente cuales serían las consideraciones de mayor significación en este nuevo ámbito. Les planteo las siguientes 7 consideraciones:

1. La estrategia se origina y culmina en el usuario/cliente: Comúnmente los planes estratégicos tienen como foco la rentabilidad de los socios, los proveedores, las inversiones o los stakeholders, grave error para el despliegue estratégico.

2. Vocación de transformarse y adaptarse: La organización cuenta con vocación de transformarse y adaptarse de manera permanente y veloz. Este valor está inmerso en la cultura organizacional. El nuevo orden no espera, porque la fidelidad pierde valor cuando se presenta un producto o servicio innovador.

3. Procesos flexibles y diferenciados: Los procesos de negocio son flexibles y buscan la diferenciación y eficiencia, lo cual brinda una inmejorable experiencia al consumidor.

4. Innovación + Innovación: Los proyectos que afectan los procesos están directamente relacionados con los objetivos estratégicos. Se deben buscar modelos de negocio que prescindan de la búsqueda de activos "duros" y modelos inteligentes en satisfacer a los clientes potenciales, es decir, abaratar la oferta con mejor servicio - nada fácil verdad?

5. Plataforma tecnológica: Las tecnologías de información es un activo crítico de facilitación y apertura constante al usuario/cliente. Es la forma como se integra al cliente en los diferentes estamentos productivos, logísticos de la organización y por supuesto, del manejo de la demanda y la facilidad y seguridad de la compra.

6. Talento y actitud de la fuerza de trabajo: La calidad y la mejora constante es un atributo de los colaboradores. El conocimiento y la experiencia van a sumar, pero la identificación laboral hace la diferencia.

7. Información con valor: La información se maneja de manera inteligente para contactar y para brindar información del producto o servicio con acceso permanente en diferentes canales. Los productos y los hábitos de consumo se van acumulando en una base de conocimientos que permite acción y reacción ante la competencia.

Teniendo en cuenta lo anterior, les planteo las siguientes preguntas: ¿Cuáles de estas consideraciones se encuentran en el plan estratégico de su organización?, y ¿cuál(es) considera la(s) más importante(s) en nuestro ámbito local?



Esta entrada contiene un artículo de:

Juan Carlos Granda

Master en Gestión de Tecnologías de Información en la Universitat Ramón Llull - La Salle, España. Magister en Dirección de Tecnologías de Información por ESAN. Licenciado en Ciencias Administrativas por la Universidad de Lima con estudios de especialización en Gobernabilidad y Gerencia Pública por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y The Graduate School of Political Management de la George Washington University (GWU). Se ha desempeñado como Director de proyectos tecnológicos con apoyo de la Cooperación Internacional con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e Institucionales relacionado al Gobierno Electrónico. Profesor del curso "Gestión Estratégica y Orientación a Resultados con Tecnologías de Información" del 4 PEE de ESAN.

Auspicios