Destrabar las inversiones para alcanzar el desarrollo

user-pic

Hace algún tiempo el actual presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, y Felipe Ortiz de Zevallos publicaron el libro "Respuestas para los 90's" en el que se mencionaba que la brecha de infraestructura entre Perú y Chile era de US$ 22,000 millones. Un estudio reciente señala que la brecha aumentó a US$ 160,000 millones. Y sigue creciendo. Es necesario cerrar esa brecha en infraestructura. Lo que se necesita es la rápida ejecución de los proyectos.

inversionperuana_principal.jpg

En las últimas semanas he tenido reuniones con ejecutivos de diferentes compañías, y he percibido mucho optimismo. En la población también hay una buena percepción respecto del futuro económico. El clima actual es de mucho entusiasmo y de expectativa positiva. La gente cree que se pueden hacer las cosas mejor. Hay esperanza. Esto ayudará al nuevo gobierno a trabajar con tranquilidad en las medidas económicas.

La economía peruana tiene una estructura y unas dimensiones tales que su crecimiento del orden del 5% o 6% no puede ser absorbido solamente por el consumo interno. No somos una economía como la norteamericana, que tiene un ingreso per cápita considerablemente mayor y grandes niveles de consumo, de modo que el consumo puede generar un alto nivel de crecimiento. En el Perú no ocurre eso.

Para que el Perú crezca y se enrumbe en el desarrollo necesitamos hacer realidad los proyectos de inversión, especialmente aquellos megaproyectos que le añaden al PBI un punto, un punto y medio o dos puntos porcentuales más de crecimiento. El gobierno que ha terminado hace poco apuntaló la estabilidad macroeconómica pero no complementó ello con inversiones. Estas se entramparon y ha llegado el momento de destrabarlas.

En condiciones de estabilidad, el crecimiento económico peruano puede alcanzar tasas de 3% o 3.5%. Pero para que lleguemos al 6%, que es lo que se requiere para revertir la pobreza y avanzar hacia el desarrollo, necesitamos un punto adicional de proyectos tipo Camisea, otro 1.5% de proyectos mineros de gran envergadura tipo las Bambas o el frustrado proyecto Conga, un metro, un gasoducto, etc. Proyectos de esas magnitudes generan muchos puestos de trabajo y tienen la capacidad de abarcar otros sectores productivos. 



Para que el Perú crezca y se enrumbe en el desarrollo necesitamos hacer realidad los proyectos de inversión, especialmente aquellos megaproyectos que le añaden al PBI un punto, un punto y medio o dos puntos porcentuales más de crecimiento.

La industria metalmecánica es una de las más afectadas por el menor crecimiento de la inversión minera registrada últimamente. Esta actividad industrial aporta entre 50 y 60 líneas de producción a los proyectos mineros, donde se usa intensivamente el acero, la soldadura, el cemento, etc. En cada proyecto minero hay que levantar todo desde cero, hacer las plantas concentradoras, los grandes almacenes, las fajas transportadoras, los campamentos, la maquinaria, etc.

Por ello es necesario realizar proyectos como Conga, Tía María o Quellaveco, que actualmente están parados, así como buscar una salida técnica-económica a la refinería de La Oroya. Lógicamente cuidando las restricciones ambientales que se requieran pero en un marco coherente y no exageradamente restrictivo, el que incluso, se superan las exigencias ambientales de países reconocidos como muy cuidadosos con el medio ambiente.

Todos estos sumados generarían un gran dinamismo en diversos sectores y no solamente en la industria metalmecánica.

También hay que desarrollar asociaciones público privadas pero hay que levantar muchas trabas burocráticas. En el sector público hay gente extraordinaria, de muy buen nivel, pero que se queda atrapada en una telaraña de procedimientos burocráticos y regulatorios superpuestos unos sobre otros que no les permiten avanzar.

¿Considera usted que el nuevo gobierno será exitoso destrabando las inversiones que se encuentran paralizadas por diversos factores?

FUENTES CONSULTADAS:

El estudio sobre la brecha de infraestructura fue contratado por la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN) al Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico (CIUP). Una de las publicaciones está en el siguiente enlace, que es una presentación del IPE. En la página 5 aparece el cuadro que resume la brecha de infraestructura por áreas.
Auspicios