Elegir la ubicación de una tienda de manera acertada

user-pic

Una de las decisiones que toda compañía de retail debe realizar es si su estrategia de expansión será a través de puntos de venta ubicados en centros comerciales, o en locales externos. Esta estrategia, a su vez, se convierte en parte del Plan de Marketing; y es que la localización de los locales determinará los canales comunicación y publicidad.

larcomar_principal.jpg

La necesidad de conseguir un buen local es tan importante que muchas empresas esperan años hasta obtener la ubicación ideal, ya que la inversión disponible también es limitada. Este es uno de los motivos por los que es imprescindible tener criterios bien definidos dentro de la estrategia de expansión. 

La situación del mercado actual requiere afinar la decisión del lugar de apertura y reducir, en la medida de lo posible, la incertidumbre existente cuando se decide abrir una nueva tienda. 

Esta decisión dependerá, en gran parte, del modelo de negocio que se posee. Por ejemplo, si se es comercializador de marcas de terceros, seguramente dependerá del margen comercial de retail que, en muchos casos, no pasará del 40%. Sin embargo, si se es representante de la marca y comercializa directamente con el consumidor final, se puede aprovechar el margen de mayorista (wholesale) y, a su vez, el de retail: un margen de ganancia del 70% al 80%, que permitirá asumir mayores costos.

Datos para decisiones óptimas

En general, se debe determinar los metros cuadrados mínimos para desarrollar el negocio (ancho y alto de la fachada, y altura del local), el número de niveles que se desea, el tráfico de transeúntes que se necesita, etc. De esta forma se reducirán las opciones de locales sobre los que decidir, descartando aquellos que no cumplan con las premisas.

En cuanto a los centros comerciales, se debe determinar en cuál es importante estar y, a su vez, se debe analizar el tráfico de público que se generará en cada uno de los centros comerciales existentes (de ello dependerá el éxito o no del punto de venta). No hay que olvidar que en el mundo del retail, el tráfico del negocio depende del flujo de gente que genere el mismo centro comercial. 

Además, hay que tener en cuenta la ubicación en los centros comerciales. Por ejemplo, en las zonas de ocio, las compra están subordinada a la diversión, restaurantes, cines, juegos electrónicos, etc.

En el caso de locales con puerta a la calle, la ubicación física de la tienda -en caso se trate de vía pública-, será la que determinará el flujo de transeúntes: el tránsito en la zona definirá la cantidad de ingreso al local.



En definitiva, existen varios aspectos a valorar cuando se abre un nuevo punto de venta y es lógico hacer un estudio detallado de las distintas modalidades de venta que existen.

Pros y contras

Tanto en un centro comercial como en una calle comercial, se puede conseguir éxito. La principal diferencia es que los centros comerciales aportan un entorno más protegido y seguro, con facilidades como estacionamiento y otros. Además, el diseño es una parte fundamental de los centros comerciales, ya que logra captar la atención del comprador a través de distintos elementos como luz, plantas, música, afiches, etc.

En relación a los horarios de funcionamiento del local, en los centros comerciales se tienen horarios más extensos -incluyendo feriados y domingos que ayudan a la venta-, mientras que en las tiendas con puerta a la calle, el horario es más estricto por cuestiones de tránsito y seguridad. 

En definitiva, existen varios aspectos a valorar cuando se abre un nuevo punto de venta y es lógico hacer un estudio detallado de las distintas modalidades de venta que existen. Cabe destacar que, actualmente, se cuestiona muchísimo a los centros comerciales por los costos y tipos de contrato que existen. Dicho esto, ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes que se deben tener en cuenta de manera minuciosa.

A raíz de lo mencionado en este artículo, ¿en dónde abrirías una tienda para tu negocio?

Auspicios