Un viaje a la China

user-pic

El dicho del título se refiere a los viajes o acciones que no tuvieron un buen destino o fueron infructuosos. Pero el viaje del presidente Kuczynski a la República Popular China fue todo lo contrario: productivo y beneficioso. A continuación, se explican los aspectos positivos de la travesía.

viaje_china_ppk_principal.jpg

Acompañado de ministros, políticos y, especialmente, empresarios, el viaje de Pedro Pablo Kuczynski a China tuvo como primer objetivo reforzar la Alianza Estratégica Integral que, desde el gobierno de Alan García, nos une política y diplomáticamente con el Estado chino.

Si bien el viaje de 'PPK' sorprendió a muchos, el monto de las inversiones chinas en nuestro país y el hecho que este país se constituya como el primer mercado de destino de nuestras exportaciones, fueron factores determinantes para que el mandatario escoja a China como el primer derrotero de lo que parece ser un programa continuo de visitas internacionales.

¿Qué nos puede ofrecer China?

La República Popular China es un país muy especial, que de acuerdo con su Constitución se define como una dictadura democrática popular, con un sistema socialista y regido por un partido único. Las empresas estatales, siempre que se atengan a la dirección unificada del Estado, tienen derechos autónomos de gestión y administración. Son precisamente esas empresas las que el Perú quiere atraer como inversionistas para el desarrollo y el crecimiento sostenido del país, sobre todo en los siguientes rubros: agricultura, infraestructura, logística, minería, entre otros.

Por citar un ejemplo, la fundición de La Oroya requiere grandes montos de inversión que las empresas chinas pueden proveer con ayuda del Estado chino, con una decisión más política que empresarial.



El comercio chino con el Perú crece cada año. Sin embargo, tanto la balanza comercial como el descalce de la economía, son negativos para el Perú.

El comercio chino con el Perú crece cada año. Sin embargo, tanto la balanza comercial como el descalce de la economía, son negativos para el Perú. Es decir, importamos más de lo que exportamos y los bienes que exportamos son materias primas, mientras lo que importamos son productos terminados. Requerimos identificar empresas chinas que se ubiquen en territorio nacional para fabricar o ensamblar bienes terminados que puedan ser distribuidos a otros países de la región. En ese sentido, la visita del presidente Kuczynski al conglomerado Huawei en Shenzhen, no fue una casualidad.

Las conversaciones sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico, en la que no participa China y que tiene poca sostenibilidad por las opiniones negativas de los dos candidatos a las elecciones en Estados Unidos, promotor del acuerdo, y que la presencia de gigante chino reforzaría, ha sido también un punto a favor de la delegación peruana.

Por último y no por ello menos importante, el levantamiento de las barreras sanitarias chinas a productos frescos peruanos, como el caso del arándano, muy pronto un producto estrella de nuestras exportaciones mundiales, ratifica y refuerza el éxito de un viaje que empezó como sorpresivo y terminó como exitoso.

 

¿Considera usted positivo el resultado del reciente viaje de la delegación peruana a China, encabezada por el presidente Pedro Pablo Kuczynski?

Auspicios