Recursos Energéticos Renovables: mayor crecimiento en el caso peruano

user-pic

Si analizamos las diversas fuentes de producción en el sistema eléctrico interconectado nacional apreciaremos el predominio de las energías renovables considerando que la participación hidroeléctrica pasó desde el 91% en el año 1993 hasta 76% el año 2004 y el 50% para el año 2015, estimándose para el año 2025 una participación de 60% conforme al Plan Energético Nacional 2014-2025.

peru_energia_renovable_principal.jpg

peru_energia_renovable_figura_1.png

La ampliación de la oferta eléctrica proveniente de recursos renovables se desarrolla en Perú a partir de dos fuentes: hidroeléctricas y renovables no convencionales no hidroeléctricas (RER no hidro). La primera de ellas tiene una tradición superior a un siglo y la segunda fue iniciada en la última década con la  subastas RER (renovables no convencionales que incluye pequeñas hidroeléctricas, eólicas, solares, etc.).

A partir del año 2008 la oferta de energía renovable tuvo un impulso sustancial con el inicio de licitaciones RER y licitaciones de hidroeléctricas, promocionadas por el Estado mediante procesos competitivos y con financiamiento privado.

Los procesos de licitación realizados permitieron una significativa ampliación de la capacidad de las centrales con energías renovables, que alcanzará el año 2018 (con algunas centrales en construcción) un total de 6,338 MW que significa un incremento de 125% en la potencia de las centrales equivalentes el año 2008. Es el mayor crecimiento con energías renovables en la historia de la electricidad en el Perú, en tan solo una década. Parte de esta capacidad ya está en operación, restando algunas que culminarán en el período 2016-2018.

Fuentes renovables convencionales

Para el caso de las hidroeléctricas convencionales, la ampliación se concretó mediante dos tipos de procesos: la primera realizada por Osinergmin  mediante las licitaciones de largo plazo y la segunda mediante licitaciones internacionales conducidas por Proinversión a requerimiento del sector Energía.

Los resultados de ambas subastas han sido positivos ya que se lograron precios entre US$ 33 y US$ 42 por Mwh para la energía de centrales hidroeléctricas y termoeléctricas en procesos competitivos (subastas del Osinergmin) y en el orden de US$ 48 por Mwh como precio medio de la energía para centrales hidroeléctricas nuevas (subastas de Proinversión).

En el caso de las nuevas centrales hidroeléctricas licitadas por ProInversión  las capacidades de las centrales fueron mayores a las requeridas en los procesos, por decisiones de los inversionistas, dando lugar a mayores inversiones que contribuyen al suministro energético del país.



Fuentes renovables no convencionales - RER

El Perú cuenta con un importante potencial de fuentes renovables revelado en diversos estudios: las fuentes hídricas alcanzan a los 70,000 MW, el potencial eólico a los 23,000 MW, el potencial solar con aprovechamientos diversos mayormente en el sur con niveles de radiación entre 6.0 y 6.5 kWh/m2, además del potencial de la biomasa y de las fuentes geotérmicas.

En el año 2009 se inició en el Perú el desarrollo de las energías renovables no convencionales como producto de un nuevo marco normativo que contiene la realización de subastas periódicas de las nuevas fuentes: biomasa, solar, eólica, etc. además de las fuentes hidroeléctricas con capacidades menores a 20 MW.

El Perú cuenta con un importante potencial de fuentes renovables revelado en diversos estudios: las fuentes hídricas alcanzan a los 70,000 MW, el potencial eólico a los 23,000 MW, el potencial solar con aprovechamientos diversos mayormente en el sur con niveles de radiación entre 6.0 y 6.5 kWh/m2, además del potencial de la biomasa y de las fuentes geotérmicas.

Las subastas RER en el Perú se convocan por tecnologías cada dos años, señalando la energía requerida en Mwh/año para las fuentes con biomasa, eólica, solar, etc. además de solicitudes de energía de pequeñas centrales hidroeléctricas hasta alcanzar el 5% de participación en la matriz eléctrica del país. Así, el Ministerio de Energía y Minas definen las cantidades requeridas por cada tipo de fuente, fijándose en cada oportunidad precios tope para cada tecnología y subasta.

Los resultados de las cuatro subastas pueden resumirse en el siguiente cuadro:

peru_energia_renovable_figura_2.png

La inversión estimada de las primeras tres subastas alcanza los US$ 1,957 millones, habiéndose puesto en servicio la mayoría de las plantas adjudicadas.

Los resultados de las primeras subastas RER, si bien iniciaron nuestro desarrollo con fuentes no convencionales, significaron altos costos que hoy se asumen en las tarifas. Sin embargo, los resultados de la cuarta subasta han alcanzado valores de referencia internacional muy competitivos si consideramos que los sistemas fotovoltaicos alcanzan en promedio los US$ 48 por Mwh, los eólicos US$ 38 por Mwh y los hidroeléctricos US$ 44 por Mwh, posiblemente entre los más económicos a nivel global a la fecha de la subasta (diciembre 2015) que posteriormente fueron superados por subastas en otros lugares del planeta (México, Emiratos Árabes Unidos y Chile).

Queda claro que cada país cuenta con una solución propia de su entorno y de la incorporación de las tecnologías emergentes en el planeta  como parte de su estrategia de diversificación productiva y de aporte a los problemas climáticos globales.

¿Cree usted que existen condiciones para un mayor incremento del uso de las fuentes de energía renovable en el Perú?

Auspicios