APEC y la ola mundial de conservadurismo

user-pic

El foro de APEC, recientemente realizado en Lima, se desarrolló en un contexto internacional de fuerte avance del conservadurismo y del proteccionismo. No obstante, ante esa ola persiste una contracorriente de libre comercio que debe ser fortalecida.

apec_principal.jpg

En ese sentido fueron claras las palabras del presidente Kuczynski en su discurso de apertura. "El comercio mundial está siendo desafiado, ha dejado de crecer en los últimos dos años. Vemos que grandes empresas han quebrado o han tenido que ser reorganizadas. Es fundamental que el comercio mundial vuelva a crecer y que el proteccionismo sea derrotado", dijo el primer mandatario peruano.

Lo dicho por el presidente Kuczynski fue oportuno y visionario frente a la corriente conservadora que afecta a  la apertura comercial. Y cabe destacar que su discurso fue muy bien recibido por los gobernantes y empresarios asistentes al foro de APEC.

Desde el Brexit a Trump

Cada vez es más evidente que la ola de conservadurismo está triunfando en diversas partes del mundo. Tanto el Brexit en el Reino Unido, el No en Colombia y el reciente triunfo de Donald Trump en Estados Unidos; entre otros muchos casos, traen consigo valores sociales y económicos que acompañan y reafirman esta tendencia conservadora.

Una de estas manifestaciones conservadoras es el proteccionismo. Países que antes lideraron el libre comercio, como es el caso de Estados Unidos, hoy actúan contra ese principio buscando proteger a la clase trabajadora y a la economía del país.

Ahora, cabe preguntarse: ¿hay razones que justifiquen este cambio de política? Existen claros ejemplos de cómo la apertura comercial y económica ha traído como consecuencia crecimiento y bienestar a los países que la adoptaron. Sin embargo, durante su vigencia hubo y hay reclamos, algunos fundados por el daño que las importaciones han hecho a sectores vulnerables, declarados como "dumping".

También tenemos el rechazo a la integración comercial por razones válidas, como es el caso de los subsidios agrícolas otorgados por países desarrollados, miembros del APEC, y que la Ronda de Doha no ha podido ni siquiera iniciar su desmantelamiento, a pesar de que han transcurrido diez años desde la fecha acordada para su cumplimiento.

Pero no es solo la nueva ola conservadora la que amenaza el libre comercio y la apertura comercial. Desde hace años han aparecido normas que, ocultas bajo la máscara de la seguridad, normas privadas de calidad, cambio climático o buenas prácticas, se han convertido en barreras paraarancelarias que, sumadas a las barreras tradicionales, dificultan el tránsito a los mercados internacionales. A decir de Osvaldo Rosales, de la CEPAL, en el 2009, "se trata de ámbitos inherentes a la nueva competitividad pero que sin enfoque multilateral adecuado pueden transformarse en barreras proteccionistas". 



Cada vez es más evidente que la ola de conservadurismo está triunfando en diversas partes del mundo. Tanto el Brexit en el Reino Unido, el No en Colombia y el reciente triunfo de Donald Trump en Estados Unidos; entre otros muchos casos, traen consigo valores sociales y económicos que acompañan y reafirman esta tendencia conservadora.

La contracorriente

Es aquí donde un foro como APEC, informal, dialogante con propuestas aceptadas por consenso y defensor del libre comercio, toma importancia a fin de que la corriente proteccionista no se imponga dañando el crecimiento mundial y ralentizando la expansión de la clase media internacional.

Por último, y no por ello lo menos importante, el tema de los acuerdos comerciales surge como una solución parcial y temporal. La Organización Mundial de Comercio (OMC) ha recomendado que la apertura sea total y no por acuerdos bilaterales o multilaterales que crean flujos bilaterales pero barreras al comercio internacional.

Si de barreras arancelarias se trata, nuestro país es uno de los más abiertos. De las 7,566 subpartidas, más del 70% tiene arancel cero. Protegemos sectores sensibles como la pequeña industria textil y metalmecánica; industrias de cuero pequeñas, pero nuestra política de Estado se basa en la apertura con el propósito, entre otros, de impulsar el liderazgo del Perú en el contexto internacional.

¿Cree usted que la actual ola de conservadurismo económico será duradera o se revertirá en algún momento?

Auspicios