Y el ganador es... ¡APEC!

user-pic

La reciente reunión de APEC celebrada en Lima se dio en un contexto de auge del proteccionismo resurgido, expresado en la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (Brexit) y en la reciente elección presidencial en los EE.UU. La buena noticia es que la mayoría de países integrantes de este foro sigue apostando por el libre comercio.

apec20161_principal.jpg

Es casi un hecho que el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), en el que el Perú había puesto muchos esfuerzos, no contará con la participación de los EE.UU. Si bien el premier Zavala adelantó que Perú continuará apostando por el TPP y que estaría dispuesto a firmarlo aun sin la participación de EE.UU. (el acuerdo puede iniciar sin todos sus pasajeros toda vez que su entrada en vigencia solo requiere la aprobación de seis de los doce países signatarios que representen al menos 85% del PIB del total de las economías participantes), es evidente que el acuerdo disminuirá considerablemente su importancia en caso se logre aprobar.

En este marco, en donde incluso el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. es debatido, la reunión de APEC realizada en nuestro país presenta mayor relevancia de la imaginada originalmente.

Recordemos que APEC ha ido progresando hasta convertirse en un motor dinámico de crecimiento económico y en uno de los foros regionales más importantes del Asia-Pacífico, representando más del 57% del PBI mundial y el 47% del comercio internacional. Asimismo, es la región económicamente más dinámica del mundo por la importancia económica, comercial y política de sus miembros (las tres primeras economías del mundo, EE.UU., China y Japón, son integrantes del foro).

En la Declaración de Líderes 2016, los países de APEC ratificaron el compromiso de emplear las diversas herramientas de política monetaria, fiscal y estructural, individual y colectivamente, para fortalecer la demanda mundial y abordar las limitaciones de la oferta. Han insistido "en la importancia de eliminar los obstáculos estructurales y reglamentarios que inhiben innecesariamente el comercio, las finanzas y la inversión transfronteriza, y crean barreras detrás de las fronteras para hacer negocios". Es sintomático que los líderes de Asia-Pacífico se hayan comprometido expresamente a combatir el proteccionismo y a evitar guerras cambiarias. 



El Perú tiene en APEC una oportunidad inmejorable para diversificar y consolidar su oferta exportable. Este es el punto clave en el cual debemos centrar los esfuerzos para evitar que cualquier crisis o reflujo de los mercados impacte negativamente a nuestra economía, o por lo menos minimizar sus consecuencias.

Perú también es ganador

Sin duda Perú se encuentra muy bien posesionado en APEC, ya que cuenta con un TLC con muchos de los países miembros (Japón, China, México, EE.UU., Canadá, etc.), lo cual lo coloca en una situación privilegiada. Sin embargo, cabe subrayar que lo establecido en el marco de APEC nos compromete como país a desarrollar políticas de Estado más profundas. No se trata de compromisos sencillos existen reformas pendientes que no pueden seguir postergándose.

Adicionalmente, el aprovechamiento de los acuerdos comerciales demandará el esfuerzo de todos los sectores a fin de mejorar la competitividad de los productos peruanos. Si no logramos mejorar en temas logísticos y clima de negocios no aprovecharemos plenamente las oportunidades ofrecidas por el APEC.

En ese sentido el Perú tiene en APEC una oportunidad inmejorable para diversificar y consolidar su oferta exportable. Este es el punto clave en el cual debemos centrar los esfuerzos para evitar que cualquier crisis o reflujo de los mercados impacte negativamente a nuestra economía, o por lo menos minimizar sus consecuencias.

Auspicios