La cereza: una nueva oportunidad para el negocio agroexportador

user-pic

Los agroexportadores peruanos tienen en la cereza una nueva e interesante oportunidad de inversión que debería ser estudiada y contar con el apoyo del gobierno.

principal-cereza.jpg

La producción mundial de cerezas se incrementa todos los años. En 1961 alcanzó las 1.3 millones de toneladas, pero en la campaña 2014-15 ascendió a 2.4 millones de toneladas. Turquía es el principal productor con 490,000 toneladas (20.7%), seguido de Estados Unidos con 395,000 toneladas (16.4%), China con 210,000 toneladas (9.1%), Ucrania con 205,000 toneladas (9%), Polonia 200,000 toneladas (8.3%) y Chile con 103,000 toneladas (4.6%).

En cuanto a los principales consumidores de este fruto, tenemos que Turquía ocupa el primer lugar con más de 450,000 toneladas anuales, seguido de Estados Unidos y China que consumen más de 300,000 toneladas anuales cada uno. El comercio internacional del año 2014 indica que se importaron 424,000 toneladas de cerezo y China fue el principal importador con una demanda del 28%, seguido de Rusia con 13%, Alemania con 8% y Canadá con el 7% del total importado.

Los principales países exportadores fueron Estados Unidos con 20%, Chile con 20% y Turquía con 12%. Cabe mencionar que las exportaciones representan el 18% de la producción mundial.



El Perú tiene la oportunidad de proveer de cerezo fresco al mundo en la ventana comercial de setiembre a noviembre, tal como se realiza con el arándano actualmente. Las zonas donde se podrían producir cerezo son Cajamarca, Huaraz, sierra de Lima, Junín, Cusco y Arequipa.

Principales exportadores

El primer exportador mundial de cerezo es Chile. En el 2016 superó los US$ 540 millones de exportación de dicho fruto. China, incluido Hong Kong, es su principal destino con 82%; le siguen Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, entre otros. Según el censo del 2012, Chile posee alrededor de 20,000 hectáreas de este cultivo y superó la barrera de las 100,000 toneladas de producción.

En el Hemisferio Sur también encontramos a Australia y Argentina como productores y exportadores de cerezos. Australia exportó en el 2016 alrededor de US$ 42 millones, principalmente a Hong Kong, China y Taiwán. Mientas que Argentina exportó alrededor de US$ 10 millones a países como el Reino Unido, Hong Kong y Estados Unidos.

Estados Unidos se constituye como el segundo productor mundial de cerezo y segundo exportador mundial de dicha fruta. En el 2016 exportó más de US$ 450 millones y sus principales compradores fueron Canadá, Corea del Sur y China. Los tres sumaron el 62% de las ventas de cerezas norteamericanas.

Por su parte, Turquía mantiene el liderazgo en la producción mundial de cerezo y se ha constituido en el principal proveedor de cerezo para la Unión Europea con una estrategia de mejoramiento de calidad de su fruta, bajos costos de producción y buen manejo poscosecha. Esto le ha permitido incrementar la penetración de mercado. Asimismo, en el año 2016 Turquía logró la autorización de la Oficina Nacional de Calidad y Cuarentena de China para ingresar al gigante asiático.

En este escenario encontramos que el Hemisferio Norte cuenta con alrededor del 95% de la producción mundial de cerezos, y sus épocas de cosecha van desde mayo hasta agosto aproximadamente. En tanto, el Hemisferio Sur produce el 5% de la producción mundial de cerezos, siendo Chile el principal productor con más del 85% de total, dominando el mercado de la contraestación, dado que cosecha entre noviembre y febrero.

Una ventana abierta al mundo

El Perú, en este contexto, tiene la oportunidad de proveer de cerezo fresco al mundo en la ventana comercial de setiembre a noviembre, tal como se realiza con el arándano actualmente. Las zonas donde se podrían producir cerezo son Cajamarca, Huaraz, sierra de Lima, Junín, Cusco y Arequipa, dado que tienen las condiciones climatológicas favorables para el crecimiento de la planta de cerezo.

Es importante que el Estado juegue un rol protagónico para el desarrollo del cultivo invirtiendo en infraestructura aeroportuaria, carreteras, apertura de mercados e impulse la creación de seguros climatológicos para que los productores tengan la posibilidad de proteger sus inversiones ante estos riesgos. Asimismo, se debe contar con fondos concursables del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) y el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Concytec), con los que se podría financiar la investigación en adaptación y creación de paquetes tecnológicos para el desarrollo del cultivo de cerezo en el Perú.

¿Cree usted que la cereza podría convertirse en un nuevo producto estrella de las agroexportaciones peruanas?

Auspicios