Pérdidas del sector agricultura podrían sobrepasar los US$ 1,200 millones

user-pic

Las proyecciones del crecimiento económico se reducen por el impacto del fenómeno de El Niño. En febrero el PBI habría crecido la mitad de lo registrado el mes anterior y no se cumpliría la meta propuesta por el gobierno de crecer al 4% en el 2017.

niño_agricultura_principal.jpg
Fuente: Prensa Palacio

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el crecimiento del PBI fue de 4.81% en el enero de 2017, respecto al mismo mes del año anterior; mientras que el crecimiento de la economía peruana de los últimos 12 meses alcanzó el 4%. Los sectores que explican este avance importante de nuestra economía fueron hidrocarburos (14.75%), manufactura (5.39%), telecomunicaciones (9.68%), transporte, almacenamiento y mensajería (4.45%) y pesca (42.17%).

En tanto, el sector agropecuario creció en 1.87%, impulsado por el subsector pecuario que creció 7.88%. La producción de aves (12.37%), huevos (6.19%), carne de cerdo (4.68%) y leche fresca (2.50%) explicaron este fuerte avance.

En contraste, el subsector agrícola disminuyó en 2.79% debido principalmente a la menor producción de arroz en cáscara (-23.75%), maíz choclo (-23.52%), limón (-13.42%), cacao (-12.12%), algodón rama (-7.92%) y caña de azúcar (-6.57%). Un factor climático adverso como la sequía afectó la siembra realizada el año anterior. Sin embargo, esta caída de la producción fue atenuada con el incremento en la producción de papa (17.21%) y espárrago (9.73%).



Daños en eventos anteriores

El informe Impactos del Fenómeno El Niño (FEN) en la economía regional de Piura, Lambayeque y La Libertad, elaborado por Galarza y Kamiche (2012), señala que los períodos extremos de lluvia y altas temperaturas asociadas a El Niño afectaron significativamente al Perú en eventos anteriores. Por ejemplo, las pérdidas económicas de El Niño 1982/83 sumaron US$ 3,283 millones (7% del PBI). Asimismo, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), la producción agropecuaria fue la actividad económica más afectada con cerca del 54% de los daños.

De continuar el fenómeno, las perdidas en el sector pueden sobrepasar los US$ 1,200 millones, lo que quiere decir que estamos enfrentando al Niño más terrible de la historia republicana del país.

En el caso de El Niño 1997/98 se estimaron daños por US$ 3,500 millones (4.5% del PBI). Los sectores más afectados fueron transporte (19.6%), industria (19%) y los daños totales en el sector agropecuario ascendieron a US$ 613 millones que representó el 17%. Los daños directos en la actividad fueron del orden de 26.6% y correspondieron a los sistemas de riego y drenaje y tierras perdidas. La diferencia de 73.4% incluyó pérdidas de producción agropecuaria y el costo de descolmatación de los ríos.

grafico_1_niño_agricultura.png

En ese sentido, los impactos del fenómeno de El Niño en el sector agricultura se evidencian en la pérdida de terrenos agrícolas, colmatación de reservorios, salinización del suelo, muertes de animales y vegetales, incremento de plagas y enfermedades, destrucción de la infraestructura productiva como canales de irrigación, bocatomas, compuertas, etc.

Impacto en la agricultura

¿De qué hablamos cuando mencionamos los efectos negativos de El Niño en la agricultura?

En primer lugar es importante conocer que el PBI agropecuario en el 2016 ascendió a S/. 26,000 millones a precios constantes del 2007. Esta actividad absorbe el 26% de la población económicamente activa del Perú, es la segunda generadora de divisas del país con un valor exportado de US$ 5,790 millones en 2016 y la superficie cosechada anualmente supera los 3 millones de hectáreas. Asimismo, de acuerdo a la información del INEI, las regiones Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad representan el 22% de la producción agropecuaria.   

En ese escenario, tomando en cuenta los daños producidos en el sector agropecuario en los fenómenos de El Niño 1982/83 (alrededor de 1,000 millones de dólares) y El Niño 1997/98 (aproximadamente US$ 613 millones) y considerando el boom del crecimiento  de nuestra agricultura desde el último fenómeno, las pérdidas y afectación en este sector se pueden presentar en daños a la superficie agrícola por más de US$ 200 millones; los daños en los sistemas de riego podría superar los US$ 600 millones y finalmente la pérdida en la producción agropecuaria, de mantenerse El Niño, superaría los US$ 400 millones. 

Los productos más afectados serían el limón, banano, mango, uva y la palta. En suma, de continuar el fenómeno, las perdidas en el sector pueden sobrepasar los US$ 1,200 millones, lo que quiere decir que estamos enfrentando al Niño más terrible de la historia republicana del país.  

¿Qué medidas deben tomar el gobierno central y los gobiernos regionales y municipales para revertir los daños ocasionados por el Niño Costero en la agricultura peruana?

Auspicios