La complicada labor de hacer futurología con el tipo de cambio

user-pic

¿Es posible adivinar el futuro del tipo de cambio? En el siguiente artículo, se realizarán algunas precisiones sobre esta práctica y se planteará el uso de escenarios como un método adicional para analizar cómo el tipo de cambio puede afectar, por ejemplo, el presupuesto del año o la evaluación de un proyecto de inversión.

principal-carlos-aguirre-nota.jpg

Cuando lidiamos con el tipo de cambio para, por ejemplo, hacer el presupuesto del año o evaluar un proyecto de inversión de exportación, tenemos muchas fuentes que sirven para realizar proyecciones de esta variable. El tema es que cada fuente utiliza distintos supuestos y percepciones. Así, cada proyección difiere de las otras, a veces de manera importante.

Un ejemplo de las distintas proyecciones del tipo de cambio lo podemos ver en el siguiente cuadro que resume los pronósticos de diferentes instituciones vinculadas al comercio exterior y las finanzas corporativas.

11.png

Así, tenemos que el tipo de cambio mínimo proyectado para fines del 2017 es de S/ 3.25 por parte del Scotiabank y el mayor es de S/ 3.60 por parte del Santander. La mediana que se obtiene es de S/ 3.39. También podemos observar que conforme pasan los días las proyecciones del tipo de cambio proyectado se han ido ajustando, en este caso a la baja, y lo seguirán haciendo.

Esto no tiene por qué sorprendernos ni molestarnos. Ni tampoco nos debe llevar a pensar que quienes hacen proyecciones lo hacen mal. Lamentablemente, no somos brujos ni nada parecido. No podemos adivinar el futuro. Los que se atreven a realizar proyecciones financieras en general, y del tipo de cambio en particular, lo hacen con información incompleta e imperfecta que se conoce en el momento de realizar la proyección, aunado al hecho de las limitaciones propias del ser humano para procesar dicha información. 



Ante lo imposible de adivinar el futuro (el tipo de cambio en este caso), realizar escenarios para estimar cómo nos afectan determinadas variables como el tipo de cambio es una opción más a utilizar.

Riesgos y escenarios

Lo que se podría hacer ante la difícil tarea de realizar futurología es la estimación del riesgo bajo escenarios. Por ejemplo: ¿qué pasaría con mis ingresos si el tipo de cambio cierra en S/ 3.39? ¿Qué pasaría en un escenario de una mayor o en otro de una menor devaluación? ¿Cómo golpearía a mi proyecto de inversión una mayor o menor devaluación a la esperada? Finalmente, se tendría que analizar que debería hacer ante cada escenario.

Otra opción es tomar los tipos de cambio históricos y luego hallar la distribución de probabilidad que mejor se ajusta a dicha información histórica para proyectar el tipo de cambio. Sin embargo esta posibilidad asume, por cuanto solo usa data histórica, que el tipo de cambio futuro se comportará tal como lo hizo en el pasado. En cambio, las proyecciones realizadas por los especialistas (ver cuadro) utilizan no solo la data histórica sino todo lo que en el futuro puede afectar la evolución del tipo de cambio.

En conclusión, ante lo imposible de adivinar el futuro (el tipo de cambio en este caso), realizar escenarios para estimar cómo nos afectan determinadas variables como el tipo de cambio es una opción más a utilizar. Claro está, lo importante luego es ver cómo nos protegemos o nos coberturamos ante cualquiera de los escenarios previstos.

¿Cómo observa usted las diferentes proyecciones que se hacen acerca del tipo de cambio? ¿Suele usted tomar decisiones a partir de ellas?

Auspicios