Alianzas Público Privadas: marco legal y buena gobernanza

user-pic

Para que las Alianzas Público Privadas (APP) logren una mejora en la calidad de vida de las personas se necesita contar con ciertas condiciones que parten tanto del Estado como de la empresa privada. A continuación, sepa cuáles son.

1500x844_APP.jpg

"La importancia de la inversión para la construcción de infraestructura y de una prestación eficiente de servicios complementarios es indiscutible porque permite desarrollar ventajas y un mayor grado de especialización"

CEPAL, 2004

La provisión de infraestructura y la incorporación de servicios complementarios demandan un esfuerzo financiero fiscal significativo para la mayoría de los países, especialmente para aquellos en vías de desarrollo. Es por este motivo que muchos Estados incorporan al sector privado en la cadena de oferta a través de las Asociaciones Público Privadas (APP).

Las APP se desarrollan en una gran variedad de sectores y evolucionan en sus esquemas contractuales. Esto permite una mejor estructuración y asignación de responsabilidades en el diseño, financiamiento, construcción y operación de infraestructuras públicas. Del mismo modo, contribuye a la transferencia, retención o a compartir riesgos con los operadores privados. Como consecuencia de ello se genera un círculo virtuoso de crecimiento, competitividad y desarrollo. De igual modo, se producen aportes en aspectos claves como la mejora en la calidad de vida de las personas, la reducción de la pobreza y la integración económica, social y política entre la población.



Un mal manejo de la comunicación puede derivar en el fracaso no solo de un proyecto determinado sino de todo el sistema de APP.

Institucionalidad y gobernanza

Todo lo anterior requiere de un nivel relevante de institucionalidad y predictibilidad del Estado, partiendo de un marco legal apropiado para las APP. Sin embargo en la práctica latinoamericana no es menos importante lograr  eficacia, calidad y buena orientación de la intervención del Estado -es decir, una buena gobernanza-  y una adecuada administración de los contratos por parte de la administración pública.

Esto obliga a diseñar procesos eficientes para una adecuada supervisión y regulación en las diferentes etapas de los procesos de adjudicación, desde las previas al cierre de los contratos, pasando por la del cierre financiero, la etapa de construcción y en la etapa de operación y mantenimiento de la infraestructura y el servicio público.

Un punto adicional muy importante es el diseño de una eficaz estrategia de comunicación en las etapas previas y posteriores a la adjudicación, de manera que se promueva una equilibrada interrelación con los distintos grupos de interés. Un mal manejo de la comunicación puede derivar en el fracaso no solo de un proyecto determinado sino de todo el sistema de APP.

¿Qué debemos hacer para recuperar la senda exitosa del modelo de alianzas público privadas en el Perú? 

Auspicios