Capacitación e-learning: cinco razones para su implementación

user-pic

Una capacitación e-learning consiste en diseñar cursos en una plataforma virtual almacenada en una nube o en el servidor de una empresa. Estos cursos virtuales, a su vez, deben contar con un diseño que les permita garantizar y medir el aprendizaje de los participantes a través de distintas herramientas. Más allá de la practicidad de este método de enseñanza, existen otros puntos favorables para recurrir a este sistema.

1500x844_elearning.jpg

1.    El ahorro: a través de la plataforma e-learning los costos disminuyen notoriamente. No se paga el alquiler de un aula, servicios o un refrigerio. El eficiente diseño de un curso virtual puede representar un ahorro de hasta un 50% en comparación con un curso presencial.

2.    El acceso: una de las principales razones por las que fracasa un taller o un curso de capacitación, se debe a que el día y la hora del evento no coinciden con la agenda de los participantes. Por otro lado, una plataforma virtual permite el acceso a cualquier hora y desde cualquier lugar: solo es necesario cumplir con los plazos establecidos en la estructura del curso. Además, si se da una emergencia o si el colaborador debe realizar un viaje inesperado, ya no hay excusas para no cumplir con las actividades programadas.



La capacitación e-learning se adapta con mayor facilidad al ritmo de aprendizaje de cada participante. Esto es una enorme ventaja, ya que en algunas ocasiones la dinámica de aprendizaje de los participantes se convierte en un obstáculo para el capacitador (hay alumnos que desarrollan las actividades más rápido que otros).

3.    El feedback: un factor que dificulta la labor de quienes se encargan de supervisar las actividades de capacitación en las empresas, es coordinar permanentemente con los capacitadores para obtener retroalimentación acerca de la evolución de los participantes. Por otro lado, una plataforma virtual proporciona la información de manera clara, ordenada y en tiempo real. En un solo reporte te enterarás de detalles como el nivel de participación de los alumnos, el desarrollo de sus actividades, y cuáles han sido las retroalimentaciones que han recibido a lo largo del curso.

4.    La dinámica de aprendizaje: la capacitación e-learning se adapta con mayor facilidad al ritmo de aprendizaje de cada participante. Esto es una enorme ventaja, ya que en algunas ocasiones la dinámica de aprendizaje de los participantes se convierte en un obstáculo para el capacitador (hay alumnos que desarrollan las actividades más rápido que otros). Esto significa que cada participante podrá avanzar a su ritmo y sin presión, pero sin perder de vista el plazo establecido.

5.    La libertad: en un curso virtual no tendrás que preocuparte por comer un refrigerio rápido o por el caos vehicular al acceder a tu capacitación, ya que podrás realizarlo en la tranquilidad de tu casa u oficina.

Finalmente, tenemos cinco razones que nos demuestran por qué deberíamos apostar por una estrategia de capacitación e-learning, una herramienta de gestión indispensable en cualquier área de recursos humanos. ¿Te animas a intentarlo?

Auspicios