Los beneficios de ser un experto en el manejo de crisis reputacional

user-pic

Estar preparado para enfrentar una crisis de reputación, aumenta su nivel de empleabilidad. Además, lo posiciona como un profesional de alto valor para la organización. Hoy en día las empresas tienden a vincular a empleados con mayor experiencia en entornos complejos y competitivos para operar.

1500x844_empleabilidad.jpg

Ninguna empresa está exenta de sufrir una crisis y usted puede convertirse en la ficha clave para resolverlas. Según un estudio elaborado por Deloitte a 300 miembros de juntas directivas de empresas a nivel mundial, solo el 39 % dice que está preparado para enfrentar una crisis, lo que significa que existen muchas oportunidades en términos de aprendizaje y de preparación adecuada para sortearlas.

Pero para convertirse en un experto en el manejo de crisis es fundamental que se entienda que una "crisis se puede describir como un cambio repentino que provoca una situación de riesgo a la que se le debe prestar atención de inmediato ya que tiene el potencial de causar un daño grave a la reputación de la empresa o la integridad de sus trabajadores, teniendo consecuencias negativas sobre los resultados".

Este daño que señalamos terminará  por afectar el buen nombre de la empresa y la confianza que los diferentes grupos de interés han depositado en ella. Según Reputation Institute, las consecuencias de una crisis reputacional inciden en que los diferentes stakeholders no quieran trabajar, invertir, defender o relacionarse con la empresa afectada.



La gestión de crisis debe ser vista integralmente e incorporarse a la estrategia de negocio y ADN organización; el lograrlo significará anticiparse a los riesgos e incidentes que puedan ocurrir y en caso de presentarse, responder de manera estratégica, minimizando su impacto y trabajando con prontitud en la recuperación de la reputación corporativa.

Cuando se desencadena una situación compleja a causa de una promesa de valor incumplida, un ciberataque, un rumor o una afectación a la reputación, se pone a prueba lo mejor de las competencias de los directivos, quienes tendrán la responsabilidad de salvar el buen nombre de la  empresa. Los momentos de adversidad son una oportunidad para que los líderes pongan a prueba competencias como la toma de decisiones, liderazgo, trabajo en equipo y comunicación asertiva, las que serán claves para superar los retos que se  presentan.

Para que un profesional se convierta en un experto en el manejo de crisis reputacional es necesario que adquiera conocimientos, herramientas y metodologías. El objetivo es que aborde de una manera integral la comunicación en situaciones de crisis. Así, los elementos/aspectos que debe contemplar son los siguientes:

1. Cómo estructurar un modelo de gestión de crisis. Con ello se logrará definir roles, políticas y procesos para asegurar la gobernanza.

2. La alineación a la cultura empresarial a la gestión de crisis. Esto promoverá que los valores corporativos sean los que direccionen los comportamientos ante la adversidad.

3. La identificación de las vulnerabilidades del negocio. Esto facilitará identificar los riesgos de entorno y operación, así como las señales que podrán indicar lo que ocurrirá, y medir su gestión.

4. El desarrollo de un sólido plan de gestión crisis. Este proceso  deberá contar con los lineamientos para gestionarla: antes, durante y después de que ocurra. Asimismo, contemplará las estrategias más convenientes a utilizar según cada caso y cómo enfrentarse a los medios de comunicación. Los aprendizajes incluyen lineamientos para sobrevivir a los ataques en las redes sociales y trabajar en la recuperación de la credibilidad.

La gestión de crisis debe ser vista integralmente e incorporarse a la estrategia de negocio y ADN organización; el lograrlo significará anticiparse a los riesgos e incidentes que puedan ocurrir y en caso de presentarse, responder de manera estratégica, minimizando su impacto y trabajando con prontitud en la recuperación de la reputación corporativa.

¿Se ha preguntado qué tan preparado esta para enfrentar una situación de crisis reputacional?

Auspicios