Opciones laborales en arbitraje de inversiones

user-pic

El Perú tiene un marco normativo flexible que permite, facilita y da tranquilidad al capital extranjero. Y esto se debe, entre otros aspectos, a que el Estado peruano es parte en diversos tratados internacionales de protección de negocios. En este contexto se desarrolla una especialidad que despierta cada vez mayor interés: el derecho internacional de las inversiones.

1500x844_arbitraje.jpg

Esta disciplina surge como respuesta a la creciente globalización económica, el aumento del intercambio comercial, la proliferación de tratados de protección de inversiones -tanto bilaterales como regionales-, así como de legislaciones nacionales y contratos de inversión. Todo ello abre numerosas posibilidades de desarrollo laboral para profesionales especializados en esta materia del derecho internacional.

Una especialidad muy atractiva

El arbitraje de inversiones es una materia novedosa que requiere una especialización para los abogados que estructuran un proyecto de inversión extranjera. Así como también para aquellos profesionales que intervienen en la defensa de una de las partes de una controversia que opone a un inversionista y a un Estado anfitrión.

Esta especialidad es muy atractiva también desde el punto de vista académico, en el análisis del derecho. Sucede que su ámbito de acción se amplía conforme se expiden las sentencias o laudos arbitrales. Estos sientan precedentes y enriquecen tanto los conceptos como la práctica.



El arbitraje de inversiones es una materia novedosa que requiere una especialización para los abogados que estructuran un proyecto de inversión extranjera.

Pero también es muy interesante para aquellos funcionarios públicos que tienen a su cargo la administración y la recepción de la inversión en los tres ámbitos de gobierno: local, regional y nacional. Esto es importante porque muchas veces, por desconocimiento respecto del límite de la intervención del Estado, se suele incurrir en infracciones, acciones u omisiones, que posteriormente dan argumentos a los inversionistas para alegar un incumplimiento de un determinado estándar de protección reconocido al inversionista en virtud a un tratado de protección de inversiones.

A manera de ejemplo podemos mencionar que se dan casos en los que un municipio o un gobierno regional toman decisiones unilaterales como anular una licencia de funcionamiento o que en un área concedida a un inversor minero ya no se pueda realizar labores de prospección o explotación. Este tipo de medidas, bajo ciertas circunstancias, pueden ocasionar una acción de un inversionista extranjero, en defensa de sus intereses.

Así también, un experto en este tema puede ser consultado por organismos del Estado para regular los alcances de normas que podrían ser consideradas como disposiciones que afectan los intereses o expectativas de determinado inversionista extranjero.

El especialista en arbitraje de inversiones puede además desarrollarse profesionalmente en empresas peruanas en proceso de internacionalización, anticipando riesgos y defendiendo los fueros de dichas organizaciones en los países donde se instalen.

Una línea de carrera

Un abogado puede tener una línea de carrera especializándose en esta materia. Posteriormente puede ser asesor o consultor, abogado de inversores, abogado del Estado peruano y, luego de contar con una experiencia internacional relevante, postular a una designación como árbitro a cargo de un proceso de arbitraje de inversión

Para desempeñarse como árbitro internacional en controversias de inversión es importante haber acumulado una vasta experiencia en el tema. Además se deben cumplir una serie de requisitos exigidos por entidades como el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

Así, un árbitro de inversiones de nacionalidad peruana puede ser convocado para arbitrar alguna diferencia entre una empresa extranjera y otro estado. Sin embargo hay una excepción y es que no puede serlo en ningún caso, si el Estado o la compañía en controversia son peruanos, salvo que las dos partes lo consientan.

Todos los abogados que integran la lista de árbitros del CIADI son profesionales que tienen una línea de carrera muy amplia. Son expertos que por lo general han participado por muchos años en este tipo de disputas. Tienen, entre otras cualidades, una mirada global y un vasto conocimiento del derecho internacional de las inversiones.

¿Considera usted que el arbitraje de inversiones tiene una buena perspectiva de desarrollo profesional? ¿Optaría usted por especializarse en esta disciplina?

Auspicios