La tecnología influencia el estudio del comportamiento organizacional

user-pic

El estudio del comportamiento organizacional tiene el desafío de acumular investigaciones relacionadas con el impacto de los nuevos avances tecnológicos (internet de las cosas, automatización, robotización) en la convivencia laboral. Ciertamente habrá un cambio paradigmático y surgirán nuevos conceptos y perspectivas, pero mientras tanto siguen vigentes los que hoy empleamos.

1500x844_tecnologia.jpg

Los conceptos y las teorías del comportamiento organizacional permiten conocer las reacciones y actitudes de las personas ante los estímulos del trabajo y la organización. Son también sustento de la mayoría de las prácticas de recursos humanos. Pero la teoría no es inamovible y recibe la influencia de grandes procesos como es la actual revolución tecnológica marcada por la creciente automatización. 

Si bien no abundan la investigación y los estudios en estos nuevos entornos tecnológicos, los conceptos clásicos -por llamarlos de algún modo- nos permiten  analizar, estimar y en ocasiones intuir, los impactos que podrían darse en temas como la motivación, la satisfacción, la cultura, el liderazgo, la toma de decisiones etc. En relación a la formación de profesionales en administración y gerencia, en estos aspectos resultan muy útiles los casos que exploran y analizan nuevas situaciones que surgen alrededor de la tecnología y sus impactos en las organizaciones. A manera de ejemplo, Virginia Lasio comentó que junto a las profesoras Kety Jáuregui de ESAN y María Helena Jaen de la Universidad de los Andes de Bogotá, se encuentra trabajando una investigación que analiza los impactos de la automatización en empresa de minería.



Los conceptos y las teorías del comportamiento organizacional permiten conocer las reacciones y actitudes de las personas ante los estímulos del trabajo y la organización.

Con la automatización y la convivencia de personas con robots, y hacia allá va la tecnología, incluso hacia autómatas que no solo realizan tareas operativas sino que disciernen y manifiestan emociones, la interacción y comunicación es uno de los aspectos que se afectaría mayormente. Se necesitarían capacidades y competencias diferentes a las actuales en términos del manejo de conocimientos y competencias técnicas propiamente, a la par con competencias sociales y emocionales, capacidad de aprendizaje permanente y flexibilidad y adaptabilidad.   En los últimos tiempos aunque los cambios han sido graduales, los profesionales han tenido que vivir reinventándose. 

Cambio paradigmático 

Los conceptos del comportamiento organizacional surgen de la observación, ya sea en laboratorios como en el campo, en las empresas. Muchos de estos conceptos vienen de la época de la gran empresa manufacturera sobre todo de los Estados Unidos, del gran grupo de las líneas de ensamblaje, como el caso de la compañía Ford. 

Por supuesto que se ha ido evolucionando y a medida que pasó el tiempo los estudios se han realizado en organizaciones con otras características: los sistemas de mando y control fueron sustituidos por sistemas más flexibles. 

Hasta el momento la automatización como tal y los efectos de ella dentro de la empresa no han sido estudiados en forma abundante. Hay estudios como el del  comportamiento en empresas como Google, pero todavía no en empresas donde funcionan robots. Y si se han hecho es muy poco. 

Para poder identificar los impactos de la automatización en el comportamiento organizacional se requiere de un cúmulo de resultados de investigaciones, una masa crítica que nos permita decir este es el impacto. Mientras tanto los conceptos clásicos, aunque se hayan originado 80 años atrás, siguen siendo válidos en la medida que nos dan herramientas de análisis para abordar la realidad. 

El cambio paradigmático se dará pero sin desechar las herramientas que actualmente nos son útiles, aunque a veces exista la tentación de hacerlo. Sin embargo, los profesionales de la gestión de recursos humanos también deben prepararse para el cambio en el campo del análisis. 

¿Se animaría usted a emprender una investigación acerca del impacto de los avances tecnológicos en su organización u otra empresa? ¿Cómo abordaría esa investigación?

Auspicios