Guerrero, una marca personal que luce inquebrantable

user-pic

¿Qué está detrás de la marca Paolo Guerrero? Y, sobre todo, ¿qué ha permitido que la imagen del capitán de la Selección Peruana de Fútbol no se haya visto tan afectada por el supuesto dopaje donde muchas otras carreras quedaron sepultadas?

1500x844_marca_personal.jpg
Fuente: Andina

Una definición de marca personal que se podría utilizar para reflejar el sentimiento de un país frente a la situación por la que atraviesa el futbolista Paolo Guerrero es "La huella que dejas en el corazón de los demás" (Jordi Collell). Y es precisamente esta huella la que ha permitido que, ante la situación que enfrenta el jugador peruano conocido como "El depredador" tras el resultado analítico adverso que dio en la prueba de antidopaje, su imagen y marca personal no haya sufrido un daño irreparable. Es más, miles de peruanos mostraron su indignación y condena a quienes deslizaron con irresponsabilidad y sin tener aún resultados definitivos, la sospecha del consumo de alguna sustancia prohibida por parte del deportista. 

¿Qué ha provocado que Paolo Guerrero genere tanto apego entre los peruanos y el mundo? Guerrero ha gestionado una marca personal con atributos positivos que lo identifica y conecta con la población. Desde el aspecto profesional tiene una trayectoria impecable de más de 16 años y en la que en cada oportunidad mejora su desempeño deportivo. 



Guerrero es una marca personal sólida que en este momento capitaliza el no haber defraudado nunca las expectativas de sus fanáticos.

Disciplinado en los entrenamientos, entregado en cada partido hasta llevar a su equipo al triunfo. El líder de una selección que resurge gracias al esfuerzo y trabajo en equipo. Un deportista solidario con las personas y especialmente los niños en situaciones de riesgo, pobreza o enfermedad. Guerrero se ha mantenido del lado del deportista que realiza su trabajo porque ama lo que hace sin asociarse a los excesos que la fama y la gloria ofrecen a muchos futbolistas. Eligió el camino del esfuerzo y de la humildad, y sobretodo el de mostrarse humano, fueron otros quienes lo convirtieron en un ídolo y eso es lo mejor que puede suceder, que sean otros quienes hablen y reconozcan lo bueno o excepcional que se es en la actividad que se desempeñe. 

Las 3 'C' de la marca personal 

Estas 3 'C' son importantes en toda marca personal y Paolo Guerrero las ha aplicado en su carrera: Consistencia, Credibilidad y Constancia. Y son ellas las que hoy dan la cara por él. 

La gestión de una marca personal no es casual, pues parte de ser fiel a un propósito (misión), desarrollar una estrategia, tener un plan de visibilidad, y sobre todo estar siempre en control y alerta a lo que se está comunicando en el entorno (grupo objetivo). Guerrero lo tiene claro, y ha seguido este proceso pues la mayoría de las decisiones que ha tomado están conectadas a transmitir siempre su propuesta de valor como deportista y persona. No existen dos ámbitos, es uno solo, asociados a la imagen positiva que todo deportista de alta competencia desea transmitir a sus seguidores. 

Confianza es lo que Paolo Guerrero ha construido a través de los años entre sus seguidores, peruanos y extranjeros, que siguen su trayectoria deportiva. La duda sobre su entrega en cada partido o falta de compromiso no es una posibilidad, y es esa confianza nunca defraudada la que hoy le sirve de escudo para protegerlo de sospechas ante el mundo. La confianza es lo que fideliza a un cliente con su marca y construye la lealtad. Guerrero es una marca personal sólida que en este momento capitaliza el no haber defraudado nunca las expectativas de sus fanáticos, a estas alturas ya los podemos llamar así. 

Si trasladamos esta experiencia al mundo corporativo podríamos extraer una lección importante, es necesario que las empresas trabajen en fortalecer las marcas personales de los profesionales que las integran, pues serán ellos quienes en momentos de crisis podrán salir al rescate. Además de convertirse en embajadores de marca donde quieran que vayan, transmitiendo los valores de la organización y siendo los mejores referentes para atraer talento a la misma.

Auspicios