Dinero electrónico y factoring: ¿funcionan para la formalización?

user-pic

Durante el pasado gobierno de Ollanta Humala se implementaron dos herramientas para contribuir a la formalización de la economía: el dinero electrónico y el factoring. La primera tiene como objetivo que más personas usen los canales electrónicos para sus transacciones. Por su parte, la segunda busca dar liquidez a las empresas, sobre todo a las más pequeñas.

1500x844_dinero_electronico.jpg

Como parte del control de calidad del trabajo docente realizado en la Maestría en Finanzas y Derecho Corporativo de ESAN, la cual dirijo, decidí formar parte del jurado de varias tesis. Con gran sorpresa descubrí que el factoring y el dinero electrónico fueron temas investigados por dos equipos de tesis y, en ambos casos, el enfoque fue investigar si ambas iniciativas pueden ser herramientas útiles para fortalecer a las pequeñas y micro empresas (pymes). 

¿Cuáles fueron los hallazgos? 

Dinero electrónico 

Hace años fue presentada al mercado como la herramienta que dinamizaría el sector microempresario, gracias a la seguridad que otorga el hecho de no tener que cargar dinero para hacer transacciones. En esa línea, la normativa permite que las personas que realicen transacciones por menos de 4 000 soles al mes no requieren tener una cuenta bancaria y, por ende, están sometidos a un régimen especial del Sistema de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (SPLAFT). 



En la informalidad, los microempresarios no tienen cuentas bancarias y la mayoría de sus transacciones se lleva a cabo con dinero en efectivo, incluso pagando tasas de interés muy altas.

La investigación descubrió que ese umbral monetario es una barrera de acceso para el sistema de dinero electrónico porque los microempresarios realizan transacciones por montos superiores. Como consecuencia del hecho que van a superar ese límite, el temor de los microempresarios es que al tener una cuenta en el sistema financiero que dejará rastro de sus movimientos, la Sunat podría fiscalizarlos de mejor forma. 

Factoring electrónico 

En la investigación quedó claro que esta herramienta no sirve para el microempresario, quien prefiere mantenerse en la informalidad a pesar de que ello signifique vender menos porque se limitan a realizar sus transacciones fuera del sistema financiero. En la informalidad, los microempresarios no tienen cuentas bancarias y la mayoría de sus transacciones se lleva a cabo con dinero en efectivo, incluso pagando tasas de interés muy altas.

La ministra de Economía y Finanzas, Claudia Cooper, ha declarado a la prensa que el sistema tributario especial para la microempresa no había dado los resultados esperados y las investigaciones antes indicadas lo confirman. Por esta razón, creemos que es tarea del Ejecutivo seguir pensando de qué forma integramos a los microempresarios a la economía formal.

Auspicios