Tiendas virtuales y pasarelas de pago

user-pic

Internet no solo abrió las puertas de la comunicación interactiva sino también de los negocios a nivel mundial. La destrucción de barreras limítrofes genera en la actualidad retos para quienes ofrecen productos a través de internet, entre estos: los sistemas por los cuales se autorizan las transacciones de pagos.

1500x844_pasarela_pago.jpg

Internet supone no solo comunicación interactiva sino también la posibilidad de hacer negocios a  nivel local, nacional, e incluso mundial; internet ofrece entonces la destrucción de las barreras limítrofes. Por ejemplo, es posible comprar desde Perú un póster en una tienda ubicada en el Reino Unido, su envío tardará dos semanas. Se trata de un producto que en el país no podría ser posible adquirirlo porque no lo venden, del mismo modo, desde Amazon tampoco es posible pues no se realizan envíos hasta aquí. Es posible identificar en el caso expuesto elementos presentes en los negocios virtuales como: productos, transacciones, disponibilidad, acceso y distribución.

Una tienda virtual es un escaparate de productos en la avenida Mundial. Esta tienda necesita posicionamiento en buscadores y accesos para todos los que recorren estos espacios. Una estrategia Search Engine Optimization (SEO) es la relacionada con las palabras claves que emplean los interesados en buscar productos o servicios. Otra es detectar estas palabras claves por medio de herramientas provistas por Google como Keyword Tools o Google Trends, y complementarla con programas como Semrush, entre otros. Pero esto no queda aquí, hay más en juego, como la estructura, estrategia de promoción y comunicación y la selección de la pasarela de pago. 

Y, ¿qué es una pasarela de pago?

Las pasarelas de pago, también llamadas merchant accounts, son sistemas por medio de los cuales se autorizan transacciones de pagos mediante el uso de tarjetas de crédito y/o débito. Estos sistemas cuentan con un respaldo de seguridad en los certificados Secure Socket Layer (SSL) que facilitan la encriptación de datos. 



No basta con tener una página y posicionarla, es necesario que se ofrezcan alternativas de pago.

En el caso de las tiendas virtuales, hay muchos sistemas que se ofrecen en el mercado y que su uso se adapta a cada plataforma en particular. De esta manera se tiene por ejemplo la pasarela Culqi, una startup desarrollada por peruanos que busca emular el modelo de negocio de Paypal, y que lo está logrando.

Culqi.com llegó en un momento de necesidad, en el que cientos de pequeñas y medianas empresas quieren dar el salto a internet, pero no se animaba debido a los costos que suponían manejar una pasarela de pagos (comisiones por transacción, fees por concepto de membresía o mantenimiento, etc). Esta startup puede ser comparada con Paypal porque esa pasarela hizo su aparición hace más de 10 años en el mercado norteamericano de la mano con Ebay y ayudó a múltiples negocios a entrar al mundo del ecommerce. Actualmente su presencia en la forma de plugin está presente por defecto en todas las plantillas de tiendas virtuales del planeta. 

pasarela pago.JPG

¿Cómo nos beneficia? 

No basta con tener una página y posicionarla, es necesario que se ofrezcan alternativas de pago. Una pasarela de pago permite asociar una tienda con tarjetas de crédito y débito, de esta manera es el modo en que uno realmente se hace internacional. Y es que así puede recibir compradores de cualquier parte del mundo.

Una buena página web cuenta con un sistema que opera automáticamente 24 horas, los siete días de la semana. Esto posibilita contar con operaciones que se realizan de manera coordinada para luego efectuar envíos de manera física.

¿Cómo elegir una pasarela de pago?

Para elegir una pasarela de pago adecuada es necesario considerar los siguientes factores:

  • Comisión por transacción
  • Pagos por mantenimiento
  • Pagos por membresía
  • Contracargos
  • Costos por integración
  • Costos por retiro

En la actualidad hay empresas que cobran un pago anual por el uso de la pasarela. Se trata de un pago que desde el punto de vista de quien escribe este artículo no tiene sentido pues obstaculiza que muchas empresas pequeñas den el salto por considerarlo una barrera para su avance.

Auspicios