Analítica de negocios: Una estrategia basada en la información

user-pic

La nueva materia prima de las organizaciones son los datos, pero la información sin estructura no sirve de nada. La analítica de negocios permite poner esos datos en perspectiva, con la finalidad de asistir a los ejecutivos en la toma de decisiones.

1500x844_analitica_negocios.jpg

En las organizaciones no solo abundan los datos, sino también los sistemas para procesarlos. Ante esta realidad, la analítica de negocios asume un rol importante porque brinda un enfoque sistémico y analítico a la planeación estratégica. Sin embargo, competir con base en la información también implica competir en tecnología. Eso significa usar una estrategia de datos. 

¿Qué se necesita para lograrlo? Refinar los sistemas existentes que almacenan la información de las transacciones e invertir en softwares de inteligencia de negocios para estructurar y modelar la información. Al tenerla recolectada y en formatos consistentes, podemos aplicarle modelos estadísticos y matemáticos para identificar y predecir posibles comportamientos. 

Un concepto clave

La analítica de negocios es una técnica que consiste en explorar grandes volúmenes de datos para asistir a los ejecutivos en la toma de decisiones. Se enfoca en recabar y combinar una gran cantidad de datos con el objetivo de derivar en ideas que no llegan a ser percibidas en una escala menor.



La analítica de negocios debe ser implementada como parte de una estrategia integral en la empresa, definida por la alta dirección y transmitida a la organización.

Las empresas analíticas no solo procesan y analizan números, sino también dirigen sus actividades hacia un foco correcto. Centran sus recursos en estrategias, como aumentar la lealtad de los clientes y diversificar su servicio, construyen una cultura correcta mediante la adopción de la analítica de negocios -con una estrategia integral en la organización- y contratan a las personas correctas para usar la información que procesan. 

Nuevas tendencias de análisis

Con el aumento del uso de internet y su acceso a través de varios dispositivos, sumado al apogeo del Internet de las Cosas, surgen modelos de datos que requieren nuevos métodos para analizar la gran cantidad de información generada. No basta con los métodos cuantitativos comunes. La regresión gradual y el análisis de clúster son algunas de las novedades más usados para complementar los métodos tradicionales. 

En el Reporte de Responsabilidad de Marketing 2017 de la revista Forbes se encuestaron a 500 CMO de las empresas líderes para conocer su actividad actual. Se reveló que más del 50 % de las organizaciones considera como prioridad desarrollar y unificar perfiles de clientes, y aunar la información de muchos canales en línea y fuera de línea -e impresiones de medios para obtener una imagen más completa de lo que hoy genera valor-. 

El riesgo de las decisiones de inversión que requiere un mercado dinámico y cambiante es alto. Por eso, las inversiones en análisis están en aumento; sin embargo, los líderes sugieren no esperar un mejor entorno de datos. Hay que empezar con las herramientas que ya se tienen y traer las que se necesitan de una manera inteligente. 

¿Cómo implementarla?

La analítica de negocios debe ser implementada como parte de una estrategia integral en la empresa, definida por la alta dirección y transmitida a la organización. Requiere un uso generalizado de modelos y optimización, un enfoque desde la empresa y los altos ejecutivos, a fin de que actúen como defensores para adoptarla como parte de la cultura organizacional. 

Este cambio implica una inversión considerable en tecnologías de la información (TI), ya que se requiere realizar cambios y/o refinaciones en los sistemas y en el hardware computacional. Así no solo se acumulará gran cantidad de información, sino que será la correcta y se formularán estrategias para gestionarla en toda la empresa. 

Ventajas y desventajas

La información es un factor que determina una ventaja o desventaja gerencial competitiva. Comprende todas las funciones del negocio y constituye la base sobre la cual la gerencia toma sus decisiones. La analítica de negocios puede identificar y analizar patrones, pero quizás lo más importante es que puede llegar a revelar la probabilidad de un acontecimiento. 

En una organización analítica, a veces pueden existir tensiones con la innovación y el hecho de proveer datos o evidencias antes de tomar decisiones, ya que el enfoque de analítica de negocio así lo sugiere. En ciertos escenarios, los ejecutivos usan su expertise para evaluar un acontecimiento en todas las formas. 

Experiencias con los datos

Un ejemplo claro es Amazon. Cuando esta organización analítica decidió implementar la característica "búsqueda dentro del libro", no fue posible cuantificar en detalle las reacciones de los usuarios ante la nueva característica de la web. En este escenario, el director ejecutivo Jeff Bezos decidió confiar en su instinto. 

Como señaló el estadístico Willian Edwards Deming: "En Dios confiamos; todos los demás deben traer datos". Hoy se aplica muy bien en las organizaciones analíticas que basan sus decisiones en información. ¿Cómo se trabaja la analítica de negocios en tu organización? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios