Más pobres "de corazón"

user-pic

El anuncio del incremento de la pobreza monetaria nos ha preocupado a todos. Días antes también se anunció el aumento del desempleo y el bajo crecimiento del PBI. Hay un efecto dominó y su origen podría estar en otro tipo de pobreza que no medimos.

1500x844_pobres_corazon.jpg

Estábamos bien, ¿qué pasó? Por muchos años, diversos estudiosos de la sociedad peruana, como Julio Cotler, Richard Webb, José Matos Mar y Guillermo Nugent, nos advirtieron sobre una "bomba de tiempo" que hoy parece manifestarse en el incremento de la pobreza. 

Los nuevos pobres pertenecían a la clase vulnerable (ni pobres ni clase media) y dependían de la generación de empleos y esta, a su vez, del PBI por el famoso "efecto chorreo", aunque no nos guste el término. ¿Y por qué no creció el PBI? El escenario internacional es favorable, así que el principal reto es interno: la Política, que se relaciona cada vez más con la corrupción, las peleas, la ineficiencia y la incertidumbre, que desaniman la inversión. 

Ahora surge la pregunta: ¿por qué tenemos tan malos políticos? Y la respuesta es simple: porque votamos muy mal. ¿Y por qué votamos tan mal? Por esta bomba de tiempo que, aunque sorprenda, es esencialmente psicológica. 

Una división individualista 

Esto sucede porque el consumidor peruano se ha dividido a sí mismo. Una parte es optimista y meritocrática, cree en "el que la sigue la consigue" y celebra el triunfo de la gastronomía, el emprendimiento y la selección de fútbol. La otra parte está resignada y prefiere evitar causas que considera perdidas.



El consumidor peruano se ha dividido a sí mismo. Una parte es optimista y meritocrática, la otra está resignada y prefiere evitar causas que considera perdidas.

Ante la mala gestión del sector público, los consumidores optan por alternativas privadas, como sucede con los colegios, universidades, servicios de salud y medios de transporte. Hay más interés por las soluciones individuales que por las carencias colectivas. Quien puede pagar estos servicios privados refuerza su sentido de superación y omite lo demás, lo cual en psicología llamamos el sesgo de confirmación.  

La "pobreza cívica" 

Esta división también es relevante en el plano político. Hace un par de años, Rolando Arellano señalaba que el peruano se toma más tiempo para comprar una refrigeradora que para elegir a un candidato electoral. Y esa es una actitud perenne. Hace un mes se lanzó el álbum del Mundial y se anunció el nombramiento de Martín Vizcarra como presidente, ¿cuál novedad tuvo más búsquedas en Google? El álbum tuvo 170 % más interés promedio durante los primeros días. 

Esta división (o bomba de tiempo) conlleva a una "pobreza cívica" que se caracteriza por la indisciplina, la falta de solidaridad y el abuso de poder. Se trata de una pobreza no monetaria, que es causa y consecuencia de los problemas señalados y daña a todos. Al enrejar calles "por seguridad", usar carriles como estacionamientos y votar por quien "roba, pero hace obra", se aumentó el tiempo promedio en transporte público de una hora y media, en el 2010; a dos horas, en el 2017. 

Desde las empresas privadas se puede hacer mucho para romper este círculo vicioso. La ruta principal es incentivar la consolidación de la identidad nacional. El contexto del Mundial es una excelente excusa para lograrlo. Las empresas que no lo hagan podrían ser goleadas por sus competidores que sí, o peor, ser fauleados por una pobreza que siga creciendo.

_______

Bibliografía 

INEI (2018). http://rpp.pe/economia/economia/desempleo-en-lima-llega-a-8-su-nivel-mas-alto-en-casi-seis-anos-noticia-1110654  

El Peruano (2018). http://elperuano.pe/noticia-nuevo-boom-del-precio-de-metales-favorece-al-peru-65723.aspx   

Lima Cómo Vamos (2010).  www.limacomovamos.org/pdfs/PrimerInformeEvaluandoLima2010.pdf

Arellano Marketing (2017). Estudio Nacional del Consumidor Peruano.

Auspicios