Redes sociales: cómo ponernos en "vitrina"

user-pic

Aunque muchos profesionales aún piensan que en las redes sociales pueden publicar lo que mejor les parezca, la realidad dice lo contrario. Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y LinkedIn son herramientas de posicionamiento. Cada post, tuit, foto o video le dice al mundo quiénes son. De eso podría depender el éxito en su búsqueda de trabajo.

1500x844_redes_sociales_vitrina.jpg

Las redes sociales han adquirido gran relevancia en los procesos de selección de personal en el mundo. Los empleadores las usan con más frecuencia para identificar rasgos en los perfiles de los candidatos y contar con información complementaria para elegir al idóneo. Por ello, los profesionales deben ser más cuidadosos respecto al uso que le dan a este medio, ya sea en la información de su perfil, los contenidos que publican o la construcción de su red de contactos.  

Las redes más visitadas

Internet nos pone en una vitrina virtual y global como profesionales. Desconocer el impacto de la huella digital que imprimimos en ella es un error. Todo lo que hacemos en la red comunica y más aún en un contexto en el que las competencias soft marcan la diferencia entre candidatos. La marca personal es el activo más valioso de todo profesional, ya que se desarrolla en función de sus propios atributos. Las redes sociales solo facilitan su visualización.  

Hoy, Facebook es la plataforma que los empleadores revisan con más frecuencia para identificar intereses que puedan vincular a los candidatos con la organización. Los post y grupos a los que pertenecen permiten identificar posiciones o actitudes sobre ciertos temas para explorar su alineamiento con los valores de la empresa. En Twitter, pueden conocer sus habilidades para comunicar ideas, mediante su uso del lenguaje y la claridad y tono usados para expresarse.



Internet nos pone en una vitrina virtual y global como profesionales. Si desconocemos el impacto de la huella digital que imprimimos en ella cometemos un gran error.

YouTube e Instagram funcionan como medios para acceder al videocurrículum, recurso digital que permite observar el nivel de comunicación y creatividad del postulante. Finalmente, LinkedIn facilita recabar información sobre empresas seguidas, intereses y motivaciones profesionales. La validación de aptitudes y los integrantes de la red profesional también le dan una idea al empleador sobre competencias y el posicionamiento e imagen del candidato en la red. Además, suele rastrearse información adicional mediante buscadores como Google.  

¿Cómo construir nuestra imagen?

La consistencia es clave al publicar contenidos en redes sociales, sean ideas, posiciones, intereses o motivaciones. Todos deben guardar coherencia con el posicionamiento de la marca personal. Antes de colgar alguno, identifica tu motivación: expresar emociones o posiciones, proyecta las posibles reacciones y valora finalmente la conveniencia de publicar o no. Recuerda que las expresiones extremas sobre temas controversiales o susceptibles generan polémica y posiciones antagónicas que difícilmente se resolverán en la red.  

A pesar de que los reclutadores consideran que la información que obtienen de los profesionales a través de las redes es solo complementaria a la de otros medios usados en el proceso de selección (CV, test o entrevista), es inevitable que se activen sesgos o prejuicios cuando la información pública se percibe como un indicio que alerta en medio de un proceso. Por ello, se recomienda analizar la pertinencia de la publicación y recordar que todo lo publicado quedará en la vitrina virtual, como rastro actualizable en cualquier momento.  

La fotografía de perfil en redes, sobre todo en LinkedIn, debe ser tomada para ese fin específico. La postura, vestimenta y actitud deben ser consistentes con la imagen que decides transmitir como parte de tu marca personal. Hoy encontramos fotógrafos especializados en este tipo de trabajos. Para terminar, la red de contactos puede incluir clientes, profesionales con el mismo perfil, influencers del rubro (u otros de interés) y seguidores que aporten al posicionamiento.  

El desarrollo de la marca personal en redes sociales debe constituir una oportunidad para que el profesional se conozca mejor a sí mismo y seleccione aquellas competencias que le permitan marcar la diferencia en el mercado laboral al cual apunta. Así aprovechará mejor los medios digitales para construir y comunicar una identidad que lo haga más empleable. Y tú, ¿cómo aprovechas las redes sociales para construir tu perfil? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios