La crisis del sector salud solo se superará con una adecuada gestión

user-pic

Recientemente, más de 90 personas resultaron intoxicadas durante un velatorio en Ayacucho y más de nueve fallecieron. La falta de atención especializada en los hospitales puso en riesgo la vida de más personas y solo evidenció que en el sector salud urge mejorar la gestión de los recursos.

1500x844_salud_regiones.jpg

El reciente caso de la intoxicación masiva en Ayacucho evidencia las deficiencias en el ámbito administrativo y de gestión que atraviesa el sector salud en el Perú. Esta situación podría cambiar si se definen objetivos a corto, mediano y largo plazos. Aunque el desarrollo de infraestructura puede tardar, es factible trabajar desde ahora en mejorar la capacidad de respuesta del personal en los hospitales del interior, a fin de brindar una atención adecuada, así como contar con los medicamentos y materiales necesarios. 

Problemas críticos 

Uno de los aspectos que más llamó la atención fue la necesidad de trasladar a los pacientes a hospitales de Lima y Arequipa, ya que los de Ayacucho no tenían la capacidad de atenderlos. Cada vez que se repite el proceso de trasladar a personas a la capital para su tratamiento adecuado, se produce un gasto considerable en el vuelo, en el personal y en las ambulancias.



A corto plazo, es posible capacitar al personal para que sepa de antemano como actuar frente a casos de emergencia, por ejemplo, adónde derivar a las personas si su volumen es superior a la capacidad de atención del establecimiento.

Lamentablemente, esta deficiencia que se repite gira en torno a la falta de articulación de la red integrada de establecimientos que permita una respuesta adecuada y para que esto factible son necesarios procesos claros para reaccionar ante distintos tipos de emergencia. 

¿Cómo mejorar? 

A corto plazo es posible capacitar al personal para que sepa de antemano como responder a diferentes situaciones de emergencia, por ejemplo: en un caso de infarto de corazón, en un terremoto o en una intoxicación masiva como el caso de Ayacucho, dentro de este último caso es necesario que el personal sepa adónde derivar a las personas si su volumen es superior a la capacidad de atención del establecimiento. Asimismo, se debe procurar que los hospitales no alcancen su límite de ocupación y que siempre dispongan de camas libres en casos de emergencias. De no hacerlo, el sistema de salud estará más propenso a colapsar. 

La capacidad de los centros de salud puede ampliarse a mediano y largo plazo, en la medida que mejoren su infraestructura. Sin embargo, aunque aumentaran las camas disponibles para el área de emergencias o el Estado invirtiera más en el sector, el sistema igual colapsaría, porque la base para que todo funcione es la adecuada gestión de los recursos disponibles. 

El reto pendiente para mejorar la gestión del sector salud es definir procesos, implementarlos y seguirlos a cabalidad. Los ingenieros pueden ayudar en su formulación, mediante un trabajo en conjunto con los médicos. Una vez establecidos y que el personal de salud haya sido capacitado y entienda los beneficios de trabajar de manera ordenada, recién podremos ver mejoras en la atención, así como otros beneficios. ¿Qué más consideras que hace falta para mejorar esta situación? Cuéntanos tu opinión.

Auspicios