Que Gamarra vuelva a brillar: recomendaciones para potenciar su desarrollo

user-pic

La corrupción no puede vencer el espíritu emprendedor peruano de los comerciantes de Gamarra. Se requiere tomar medidas urgentes para empezar su recuperación, como la formalización de sus negocios, el aumento de la seguridad y la creación de productos originales y con calidad, es decir, que destaquen por ser "Made in Perú".

1500x844_gamarra_crecimiento.jpg
Fuente: ANDINA/Juan Carlos Guzmán

La detención del alcalde de La Victoria, Elías Cuba, el pasado 3 de agosto, revela el grado de corrupción en la gestión de este distrito histórico, reflejada en espacios como el emporio comercial de Gamarra. La informalidad es un problema todavía sin solución. Las autoridades deberían esforzarse en dictar medidas que empiecen a cambiar el panorama de esta concurrida zona del distrito. 

¿Qué aspectos deben atenderse con más urgencia? 

Desde mi opinión, estas son algunas acciones que se deben tomar: 

1. Formalizar los negocios 

Es importante concientizar a los empresarios de Gamarra sobre la necesidad de formalizarse. Así también, es necesario promover no solo la inscripción de sus marcas ante Indecopi, sino que si algún tercero las utiliza indebidamente se denuncie esta infracción marcaria. En ese sentido, se sugiere incentivar más acciones como las del megaoperativo de formalización emprendido durante noviembre del 2017, a cargo de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat).   

2. Mayor fiscalización para evitar falsificación y contrabando 

Gamarra no debería ser conocido como un lugar en donde se puede encontrar productos falsificados o de contrabando. Si bien no son todos los comerciantes  los que venden este tipo de productos, es evidente que esta mala percepción debería cambiar destacando que en Gamarra se comercializan productos lícitos. 



Gamarra debe promocionarse cada vez más como una zona donde se venden productos originales y no copias.

3. Aumentar el número de casetas de policías y efectivos de seguridad en calles y paraderos 

Es importante que el público pueda ir a Gamarra y se sienta seguro al realizar cualquier compra. Debe mejorar la señalización de zonas seguras y mantenerse despejadas las vías de ingreso para facilitar el acceso de los bomberos ante emergencias. 

Por otro lado, se recomienda que a su vez se brinde una buena atención al público impulsando un trato más personalizado al cliente.  

4. Aplicar medidas antidumping para frenar las prendas subvaluadas. Tanto la ropa como su materia prima importadas de China suelen venderse con un precio inferior al de las fabricadas en nuestro país. Es urgente dictar medidas que frenen esta práctica y protejan la industria nacional. 

5. Incentivar la industria mediante beneficios tributarios. Sugerimos implementar la devolución del Impuesto General a la Venta (IGV), cuando los turistas compran productos hechos con materias primas peruanas. 

6. Aplicar una estrategia de marketing más original. Gamarra debe promocionarse cada vez más como una zona en donde se venden prendas originales y no copias. Eso va de la mano con un impulso a la creación de marcas propias, con nuevos diseños que marquen la diferencia frente a la competencia y bajo el sello de la Marca Perú. 

7. Mejorar la calidad en general. El comprador de Gamarra es cada vez más exigente para elegir productos y suele escoger la ropa con base al tipo de material con que se fabrica, más que por el precio. Por ello, los comerciantes deben esmerarse en brindar productos de buena calidad, haciendo destacar nuestras materias primas que son valoradas en todo el mundo tales como el algodón pima o la lana baby alpaca. 

8. Fortalecer los gremios empresariales. Solo la Asociación de Exportadores del Emporio de Gamarra (Asodex) suscribió un convenio con ESAN el pasado 28 de marzo para recibir apoyo tecnológico en sus procesos técnico-productivos. Es necesario buscar este tipo de oportunidades para mejorar la gestión de los negocios. 

9. Mejorar condiciones laborales. Se debe contratar trabajadores y operarios con las mínimas condiciones de trabajo para reducir la alta rotación. La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) debe impulsar el registro de trabajadores en planilla y la gestión de riesgos en el trabajo. 

10. Profesionalizar a los comerciantes. La alcaldía, ministerios y demás entidades gubernamentales deben promover talleres y capacitaciones enfocados en diseño, gestión, comercio exterior, derecho a la moda y atención al cliente. Así se profesionalizarán y crearán productos originales y de mejor calidad. 

Según la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, el número de ambulantes aumentó de 4 000 a 15 000 en los últimos tres años. La informalidad ha generado que las ventas caigan hasta en un 70 %. Por ello, exhorto a nuestras autoridades a que asuman el reto de recuperar el emporio comercial, el cual es un símbolo de emprendimiento en el Perú. 

Auspicios