¿Qué resultaría de juntar el Big Data, cloud services, e-commerce y consorcios de exportación?

user-pic

En la actualidad, la tecnología ofrece un sinfín de posibilidades para la comercialización de bienes y servicios. Desde el comercio electrónico, el Big Data y los servicios en la nube -por citar solo 3 herramientas de la gran diversidad que existen-, las alternativas son infinitas y las empresas deben explotarlas en vez de continuar quedándose en el tiempo.

1500x844_big_data_ecommerce.jpg

Es común oír a algunos empresarios y ejecutivos decir que herramientas como el Big Data, el almacenamiento en la nube y los canales de distribución alternativos -como el e-commerce- son aplicables solo en grandes corporaciones. Esto debido a su complejidad, la especialización y la alta inversión que demandan, además de su relación costo-beneficio, entre otros factores. Ello no es un panorama muy alentador, considerando que el 95  % de las compañías en nuestro país son medianas o pequeñas.

Lo que no están considerando, sin embargo, es que el rápido avance de estas tecnologías y sus industrias conexas brindan actualmente la posibilidad de que puedan ser adaptadas, implementadas y aprovechadas por firmas de diferentes sectores y tamaños. Por ejemplo, la investigación en tiempo real, a través de la aplicación de la tecnología digital, permite ahora a las empresas -incluidas startups y pymes- extraer datos de forma continua. Así logran conocer de primera mano las opiniones y las preferencias de los usuarios, sus hábitos de consumo y sus nichos de interés.

Algunas alternativas aplicadas a la internacionalización de bienes y servicios

Una limitación inicial -y lo primero que, muchas veces, detiene a empresarios y emprendedores al pensar en el acceso a estas tecnologías- es el tamaño o economía de escala requeridos para poder disponer de los diversos recursos que se necesitan. Esta es una razón adicional para crear o integrarse a los consorcios de exportación, que son una modalidad de alianza voluntaria entre compañías de un mismo sector productivo que ha cobrado mucha fuerza en los últimos tiempos.



Es común oír a algunos empresarios y ejecutivos decir que herramientas como el Big Data, el almacenamiento en la nube y los canales de distribución alternativos -como el e-commerce- son aplicables solo en grandes corporaciones.

Este sistema facilita la internacionalización mediante acciones estratégicas conjuntas. De esta manera, permite reducir los costos, compartir los riesgos y que los integrantes conserven su autonomía y total control sobre los negocios. Esta es la diferencia principal entre los consorcios y otros tipos de alianzas estratégicas.

La evolución del Big Data en la nube

Como propone el título, ¿qué pasaría si juntamos esta posibilidad con la existencia de empresas consultoras especializadas en Big Data como un servicio? Este viene a ser la subcontratación de diversas funciones de Big Data en la nube y ya está disponible con varias opciones en Perú. Puede abarcar desde el abastecimiento de datos hasta el suministro de herramientas analíticas con las que consultarlos (normalmente a través de un panel web o panel de control) para llevar a cabo el análisis real y proporcionar informes.

Un ejemplo de éxito

Bernard Marr, en su libro Big Data en la práctica, cuenta el caso de un pequeño restaurante en Londres que estaba a punto de desaparecer por la llegada de negocios más atractivos a la zona. Para evitarlo, contrató a un consultor en Big Data, quien le sugirió la instalación de unos sensores muy económicos en sus escaparates, junto a sus avisos promocionales, para medir el impacto de los productos expuestos y de las promociones.

Al emplearlos, la empresa podía calcular cuánta gente pasaba delante del restaurante, cuántas personas se detenían a mirar el escaparate y cada promoción específica, y cuántos entraban a la tienda en consecuencia. El sensor de datos también señaló las horas inesperadas de alto tránsito de individuos con características específicas, debido a la presencia de diferentes negocios en los alrededores, lo que les hizo replantear sus horarios de atención.

Además, complementaron esta información con datos de tendencias en Google Trends para descubrir qué alimentos eran los más populares. Con datos meteorológicos gratuitos, pudieron planificar las sugerencias de comidas. Asimismo, planean sumarse a una app de fidelidad de clientes que recopile información sobre quiénes son y los productos que adquieren.

Un mundo de posibilidades

En el caso antes visto, relacionar el uso de datos con los retos y objetivos del negocio resultó ser de gran utilidad. Dentro del campo de los consorcios de exportación, ¿te imaginas las innumerables oportunidades que podrían detectar y aprovechar las empresas? Agrupadas bajo esta modalidad, pueden exponer sus productos o servicios en conjunto por diversas vías físicas y/o virtuales y contratar consultorías de este tipo que ya están disponibles. ¡Las posibilidades son infinitas y esto recién comienza!

¿Qué otras alternativas crees que brinda el e-commerce, el Big Data y el almacenamiento en la nube a las organizaciones? Cuéntanos tu opinión.

_________

1. Big Data se refiere a la cantidad cada vez mayor de información que se crea, se almacena, se analiza y, sobre todo, se puede aprovechar.

2. En inglés: Big Data as a Service (BDaaS).

Auspicios