¿Cómo aporta una maestría a gestionar mejor los recursos humanos?

user-pic

Mediante las maestrías de recursos humanos (RR. HH.), los ejecutivos se adaptan con más facilidad a los cambios impulsados por la transformación digital. Los graduados pueden aplicar las nuevas tecnologías para agilizar la selección y organización del personal.

1500x844_maestria_recursos_humanos.jpg

El mayor desafío en la gestión de los recursos humanos (RR. HH.) es que los profesionales se capaciten para lograr las habilidades que valoran sus empleadores. La situación se agrava con los avances tecnológicos, que se actualizan a gran velocidad, ya que los ejecutivos no se encuentran preparados para manejar las nuevas herramientas digitales y eso resta eficiencia a la fuerza laboral y la productividad de la empresa. 

Cambios en el sector

Entre las tendencias actuales en la gestión de RR. HH., destacan: 

  • Los nuevos modelos de liderazgo. Se requiere desglosar las jerarquías funcionales y construir una organización más interconectada y basada en equipos, mediante una red ágil.
  • Gestionar más allá de la empresa, por el surgimiento de una fuerza laboral que involucra redes de talentos, trabajadores freelancers, rotativos y contratados indirectamente, mediante proveedores de servicios.
  • Nuevas formas de recompensar. Los programas estandarizados dan paso a sistemas personalizados que se entregan de manera más continua, alineados con las preferencias individuales y correspondientes a la contribución total de un empleado, el equipo y la organización.
  • Nuevos patrones de carrera. Y ahora se plantea como una serie de experiencias de desarrollo, cada una con oportunidades de adquirir nuevas habilidades.
  • Uso de la inteligencia artificial (IA), la robótica y la automatización, de manera que complementen al talento humano, en lugar de competir entre ambos.
  • Habilidades como el pensamiento crítico, creatividad, interacción, comunicación, enfoque de procesos, gestión de personas y resolución de problemas son más valoradas en un contexto de digitalización del trabajo.
  • Gestión del bienestar, es decir, un equilibrio entre la vida personal y el trabajo.
  • Gestión de la data del personal. Se tendrá más acceso a tecnologías de la información (TI) como el big data o la analítica en RR. HH., que facilita el reclutamiento, la selección y evaluación del desempeño.
  • Ética en las organizaciones. A medida que se flexibilizan o eliminan reglas, los valores empresariales pueden dejar de cumplirse.


Con las maestrías en gestión, organización y dirección de personas, los profesionales adquieren herramientas de vanguardia, actualizan su bagaje de conocimientos y lo nutren con nuevas ideas.

Perfil acorde con el mercado

El profesional moderno de RR. HH. debe ser más un estratega que un técnico. Sus competencias en finanzas, informática y marketing le permitirán mejorar su desempeño. Asimismo, debe tener iniciativa para proponer ideas innovadoras y creativas, a la par que demuestra una perspectiva global, ética profesional y solidez en el manejo teórico. 

Estos ejecutivos pueden desempeñar las siguientes funciones:

  • Gestión de redes organizativas. Analizan, construyen y desarrollan capacidades y experiencia de red.
  • Formación de equipos y líderes que puedan entrenar y desarrollar personas.
  • Desarrollar el compromiso de los colaboradores. Ser capaz de efectuar mediciones válidas. Comprender y elaborar modelos culturales.
  • Manejo de estadísticas y data. El profesional debe basarse en la evidencia y el uso de indicadores como criterios validos de la evaluación para tomar las acciones correspondientes.
  • Perspectiva digital, manejo de aplicaciones y construcción de plataformas digitales aplicables a los diversos procesos de RR. HH.
  • Capacidad comunicacional, a todo nivel. Desde el nivel personal hasta el organizacional.
  • Gestión responsable de RR. HH., incorporando criterios de sostenibilidad, con una mirada económica, social y ambiental. 

Beneficios de la capacitación

Las maestrías en gestión, organización y dirección de personas son una oportunidad para que el profesional adquiera herramientas de vanguardia, actualice su bagaje de conocimientos y lo nutra con nuevas ideas. Además, puede sistematizar y dar consistencia, con sustento y rigurosidad, a lo adquirido mediante la experiencia, así como intercambiar enfoques y desarrollar sus habilidades humanas. 

A todo ello, la Maestría en Organización y Dirección de Personas de ESAN añade la posibilidad de que el participante desarrolle una perspectiva global. La internacionalización está presente en cursos dictados por docentes extranjeros y los stages de estudios fuera del país. Asimismo, existe la posibilidad de adquirir una perspectiva de negocios integral y estratégica, un perfil de gestores y que puedan tomar decisiones de alto impacto organizacional. 

Los egresados de estos programas le dan un impulso importante a su carrera y su desarrollo personal. El 60 % de nuestros graduados han tenido un cambio positivo en sus carreras y el 59 % de ellos han logrado avances verticales que los han llevado a ocupar posiciones de liderazgo en diversos sectores empresariales, educativos y gremiales, a niveles público y privado. 

Al aprender a compatibilizar su horario de trabajo con el de sus actividades académicas, los egresados también pueden ejercer la docencia, trasmitiendo su experiencia en nuestra casa de estudios. Además, los viajes al exterior les ayudan a comparar y analizar las perspectivas del área de Recursos Humanos de nuestro país con el resto de Latinoamérica y Europa, para adoptar las mejores prácticas. ¿Cómo ha contribuido nuestra maestría a tu desempeño laboral? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios