Gestión del conocimiento en la escuela: aprendizaje colaborativo frente al individualismo

user-pic

Para lograr mejores resultados en el aprendizaje de los estudiantes, debemos entender a la escuela como una comunidad profesional de aprendizaje (CPA), basada en una perspectiva colectiva y no desde un punto de vista tradicional, burocrático e individualista.

1500x844_aprendizaje_colaborativo_individual.jpg
Fuente: Agencia Andina

¿Estamos educando a los escolares para la vida? El Currículo Nacional de Educación Básica (CNEB) se enfoca en competencias que ayudan a los estudiantes construir su aprendizaje, trabajar en equipo y usar herramientas digitales para resolver problemas. Aun así, el docente juega un papel importante en el aprendizaje de los estudiantes, mediante las comunidades profesionales de aprendizaje (CPA). 

Trabajo individualizado de docentes

El concepto de las CPA implica reconocer que el aprendizaje del estudiante va unido al desarrollo profesional de los docentes en las escuelas como un trabajo en equipo. La mayoría de programas de formación docente desarrollados en el Perú durante los últimos años no han alcanzado mejoras sustanciales en la práctica pedagógica ni en el aprendizaje de los estudiantes.



Para una mejora continua del aprendizaje de los estudiantes se requiere el aprendizaje colaborativo de los docentes mediante las comunidades profesionales de aprendizaje (CPA).

A esta problemática debemos sumar el trabajo individualizado que realiza la mayoría de docentes. Esta cultura suele plasmarse cuando enseñan solo en el interior de cuatro paredes de las aulas, es decir, dentro de una caja negra, sin interactuar ni compartir experiencias profesionales con sus pares. 

En las escuelas hay generaciones como los baby boomers (1946-1965), generación X (1966-1980), millennials (1981-1995) y generación Z (1996-2000 a más). Todos traen creencias, valores y prácticas reforzadas mutuamente y que configuran una cultura profesional usualmente individualista y contraria al aprendizaje colaborativo. 

Ventajas del aprendizaje colaborativo

La gestión escolar se mide por resultados. Para una mejora continua del aprendizaje de los estudiantes, se requiere el aprendizaje colaborativo de los docentes mediante las CPA. Esta estrategia vincula los esfuerzos de mejora institucional y los resultados de aprendizaje de los estudiantes, favoreciendo el diseño de nuevos modelos de formación profesional que impacten en la enseñanza y los procesos de aprendizaje. 

Las CPA, como herramientas de reforma, se nutren de factores tan esenciales como el liderazgo distribuido, la cultura de trabajo colaborativa, el desarrollo profesional basado en las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, la indagación y la reflexión sobre la práctica pedagógica y el trabajo sistemático con evidencia. Observemos la pirámide de aprendizaje propuesta por Edgar Gale (Malpica, 2018).

imagen 1.JPG

En los tres primeros eslabones de la pirámide se encuentran los grupos de discusión, las prácticas reales y la enseñanza a otros, que permiten mejorar de manera significativa el rendimiento de la formación para el desarrollo profesional del docente. Por eso, es necesario activar a los docentes mediante estrategias sistémicas de práctica y reflexión sobre esta práctica a partir de modelos que consideren una gran ayuda entre pares.

Las CPA son uno de los mejores dispositivos para promover una mejora sostenida en el tiempo. Como comunidad, comparten el conocimiento adquirido sobre las buenas prácticas y representa una acción común de la escuela para configurar una identidad en la comunidad educativa. Este dispositivo enfatiza las relaciones entre los docentes y los diversos profesionales de la escuela como elemento. ¿Cómo acabar con el individualismo de los docentes en la escuela? Compártenos tu opinión.

Auspicios