Hacia un mayor equilibrio en gerencias y jefaturas

user-pic

La brecha que existe en la presencia de mujeres y hombres en el ámbito laboral y académico es innegable, sin embargo, esta ha comenzado a acortarse. Conozca cuáles son las especializaciones en la que existe participación femenina mayoritaria.

1500x844_gerencia_jefatura_mujer.jpg

La innegable brecha que existe en la presencia de mujeres y hombres en el ámbito laboral y académico ha comenzado a acortarse en los últimos años. Más allá de los antiguos estereotipos, que asociaban carreras específicas a las mujeres, ahora vemos que existe un proceso de especialización que, en muchos casos, tiende a emparejar la presencia de estudiantes en los programas de posgrado relacionados a negocios.

Mucho se ha escrito sobre la falta de mujeres en determinadas carreras y profesiones. Existe, no obstante, otra mirada igual de válida: ¿cuáles son las especializaciones en la que existe participación femenina mayoritaria?

De acuerdo con información de las maestrías que se dictan en ESAN en los últimos cuatro años (2015-2019), contamos con un panorama representativo de estas preferencias.  La dirección y gestión de personas y la gerencia de servicios de salud son dos de los programas en los que se tiene una preponderancia de mujeres cercana al 60%.

Otras dos especializaciones - a nivel de maestrías -  en las que existe una mayoría, no tan definida, es en Gestión Pública y, casi en empate técnico, la maestría de Marketing.



Cada vez más, las mujeres jóvenes buscan el especializarse en ramas de su interés, ya no hay miedo a desempeñarse en campos que antes se consideraban reservados para los hombres.

Si esta tendencia se intensificara en el futuro, podríamos inferir que a nivel de jefaturas y gerencias habría una mayor presencia de mujeres. Resulta imposible hablar de una planificación empresarial por género, pero aun así sería interesante ver, en el futuro cercano, una mayor cantidad de mujeres enfocadas, por ejemplo, en especializaciones en finanzas o sistemas, así como en habilidades directivas.

En el caso de educación ejecutiva (cursos cortos o diplomados) la demanda se da en todas las áreas vinculadas a negocios: Administración, Finanzas, Marketing, Recursos Humanos, Operaciones y Logística, etc. Esto nos indica que la elección de estas especializaciones se da por el interés auténtico que existe en dichos rubros y no por buscar áreas donde exista una mayor paridad de género.

Aquí, cabe destacar que las mujeres han incrementado su participación en áreas en las que antes predominaban los hombres: Supply Chain Management, Gestión de Proyectos, Finanzas, Operaciones y Logística. Ahora las aulas tienen una proporción de 50-50. Mientras tanto, en los programas de Recursos Humanos y Responsabilidad Social, las mujeres continúan teniendo predominancia.

De cara al futuro, la tendencia se va a ir marcando en mayor medida. Cada vez más, las mujeres jóvenes buscan el especializarse en ramas de su interés, ya no hay  miedo a desempeñarse en campos que antes se consideraban reservados para los hombres. Esta mayor confianza nos llevará a que, en el mediano plazo, se reduzca la brecha de género en jefaturas y gerencias.

Auspicios