AhorroMED: beneficios y retos de una aplicación de medicamentos

user-pic

Aunque buscar medicamentos a la medida de nuestros bolsillos puede ser un dolor de cabeza, existe una aplicación que puede ahorrarnos el trabajo de preguntar en cada farmacia. A pesar de su enorme potencial, aún muy pocos la conocen.

1500x844_ahorroMED.jpg

Cada día experimentamos cómo nuestras actividades cotidianas son más sencillas con el uso de las tecnologías de la información, en especial en ámbitos muy sensibles como la salud. Hace algunas semanas, tras pasar por el diagnóstico de un dermatólogo, fui a buscar el medicamento que me había recetado. Al no encontrarla en las farmacias más conocidas, recurrí a las boticas tradicionales que me recomendaron amigos y familiares, pero tampoco hallé lo que necesitaba. 

Con un poco de desánimo, decidí indagar en internet y encontré un artículo del Ministerio de Salud (Minsa) que describía el lanzamiento de su nueva aplicación para móviles. Una vez que la instalé, me brindó una lista de establecimientos en donde podía adquirir el medicamento que buscaba, así como los precios. 

La aplicación AhorroMED, que fue lanzado el 2017, tiene como fuente de información al Observatorio de Productos Farmacéuticos de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid). Esta herramienta refleja el esfuerzo del Gobierno por modernizar sus servicios en beneficio de los peruanos. El 2018 recibió el reconocimiento Buenas Prácticas de Gestión Pública, brindado por la organización Ciudadanos al Día, en la categoría transparencia y acceso a la información. 

Principales beneficios

AhorroMED analiza las boticas y farmacias formales en un radio de hasta tres kilómetros de distancia del usuario para hallar el medicamento que busca, comparar los precios y sugerir dónde es más barato. Permite también comentar experiencias posteriores a la compra del producto, como si el precio de compra fue o no el que observó en la aplicación. Así se empodera al ciudadano para realizar una vigilancia en cuanto a los datos que brindan los establecimientos.



AhorroMED analiza las boticas y farmacias formales en un radio de hasta tres kilómetros de distancia del usuario para identificar el medicamento que busca, comparar los precios y sugerir dónde es más barato.

La herramienta permite que el paciente sepa dónde adquirir medicamentos a bajo costo y no se encasille en ir a las cadenas de boticas más reconocidas. Asimismo, regula el mercado al disminuir la concertación de precios de las principales cadenas de farmacias y favorece que los establecimientos formales independientes tengan la oportunidad de ser ubicados y aumentar sus ventas. 

Retos pendientes

Todo producto debe evolucionar constantemente para mantenerse vigente. En ese sentido, el éxito de la aplicación depende mucho del análisis periódico de las fuerzas externas del Minsa, para identificar oportunidades de mejora y lograr que el usuario se lleve una experiencia más positiva. Fred R. David y Forest R. David, en su libro Conceptos de administración estratégica (2017), clasifica a las fuerzas externas en cinco categorías: 

  1. Fuerzas económicas. Los precios de los establecimientos en Lima y provincias que figuran en la aplicación deben mantenerse actualizados. Estos precios varían según los costos de distribución, los costos operativos de mantener una farmacia y la utilidad esperada. También es importante que el Minsa realice procesos de auditoría, inspecciones o visitas incógnitas para validar los datos.
  2. Fuerzas sociales, culturales, demográficas y ambientales. En cuanto a las fuerzas sociales, culturales, demográficas y ambientales, es importante analizar quiénes son los que más descargan la aplicación por rangos de edad, región y nivel socioeconómico. Esta información permitirá realizar una estrategia de difusión más agresiva para que más peruanos se beneficien con este servicio.
  3. Fuerzas políticas, gubernamentales y legales. El análisis de estos componentes es clave para desarrollar la aplicación, ya que el Perú es el único país latinoamericano sin regulación antimonopolio. Según el diario La República, a enero del 2018, Inkafarma, del grupo Intercorp, poseía al menos el 83 % de participación en el mercado de distribución de productos farmacéuticos. En un escenario en el que las boticas independientes cada vez son menos, AhorroMED debe mejorar su nivel de penetración para aportar a la regulación del mercado. En ese marco, también podría agregar contenido sobre la labor de Indecopi para identificar abusos derivados de la concertación de precios. Asimismo, debería añadir información promocional sobre los medicamentos genéricos.
  4. Fuerzas tecnológicas. Puede analizarse cómo navega el usuario en la plataforma desde su smartphone para mejorar su experiencia. En el caso de los pueblos rurales más alejados, donde los pobladores no poseen dispositivos móviles de gama alta o donde la cobertura de internet no es óptima, se pueden implementar casetas de consulta de medicamentos en los principales centros de salud.
  5. Fuerzas competitivas. No es predominante en este caso, ya que AhorroMED es la única aplicación que cumple la función de comparar los precios de los medicamentos en el ámbito nacional. Sin embargo, al ser la única plataforma que brinda a los peruanos un servicio de alto impacto para su economía y salud, el desafío de convertirse en una herramienta con mayor alcance y efectividad debe ser prioridad del Estado. 

Todos los ámbitos expuestos son de gran relevancia para el planeamiento estratégico de cualquier modelo de negocios. No obstante, para que el análisis sea más efectivo, es importante identificar y priorizar los factores externos más influyentes. ¿Qué otras acciones debe implementar el Minsa para lograr el éxito de la aplicación mediante el análisis de las fuerzas externas? Compártenos tus sugerencias.

Auspicios