¿Las TIC pueden mejorar la gestión del agua?

user-pic

Las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) han revolucionado grandes sectores como el comercio electrónico, pero aún no se consolidan como la vía principal para mejorar la gestión del agua. ¿Podrían serlo en el futuro?

1500x844_gestion_agua.jpg

Las ciudades con gran crecimiento económico y poblacional hoy poseen una baja disponibilidad hídrica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Ello conlleva a las empresas que prestan servicios de abastecimiento de agua potable a optimizar sus procesos, dentro de un marco de gestión del recurso natural, para responder la demanda.

Punto de partida

Desde un enfoque estratégico, las empresas abastecedoras de agua buscan satisfacer la demanda según la ruta del negocio y el marco regulatorio. Aquí surge el factor tecnología como herramienta transversal para lograr la sostenibilidad del servicio. El planeamiento estratégico de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) debe alinearse con la misión, visión, metas, proyectos y procesos de la empresa. 



Las áreas de TIC en las empresas abastecedoras de agua deben trabajar en colaboración con otras áreas para buscar soluciones digitales que permitan una gestión inteligente del ciclo integral.

El informe de UIT-Unesco sobre la gestión inteligente de agua revela áreas donde las empresas de TIC desarrollan productos y softwares para una gestión más inteligente del recurso. Ello abre un conjunto de posibilidades para crear servicios smart water con una integración de forma vertical y horizontal de todos los sistemas informáticos que ayudaría a tener una visión global e integral de la gestión del ciclo del agua.

Estrategia cooperativa

El sector presenta problemas de cobertura y calidad, frente al crecimiento poblacional y económico. Se requieren acciones de medición especializada, asociadas a optimizar el proceso de gestión comercial y la eficiencia operativa. Asimismo, se necesita disminuir los cortes de servicio y las altas tasas de reclamación de los usuarios, con una adecuada gestión de averías, conocer el estado actual de la red y su impacto en la población. 

Los retos antes mencionados, de la mano con una hoja de ruta para la gestión del agua, marcan el rumbo a una serie de oportunidades donde la industria de las TIC especializadas en big data, data center, smart cities y aplicaciones orientadas al sector confluyan con las empresas encargadas de gestionar el ciclo del agua. A partir de esta sinergia, pueden implementarse soluciones tecnológicas en beneficio de la población.

Protagonismo tecnológico

Como motor de desarrollo tecnológico en la situación actual del sector, las áreas de TIC en las empresas abastecedoras de agua deben trabajar en colaboración con otras áreas para buscar soluciones digitales que permitan una gestión inteligente del ciclo integral. Sus objetivos deben ser la continuidad operacional, la seguridad informática, el aumento de la calidad del servicio y el fortalecimiento de las redes de datos. 

El reto de la transformación digital que cada vez impacta más en los procesos y modelos de negocio orientados al cliente es la principal oportunidad de mejora en el sector. El uso de las TIC cambiará los paradigmas sobre el uso del agua, ya que la información del ciclo integral se convertirá en conocimiento para atender los diferentes retos y tener una visión global del servicio con resultados significativos. 

Directrices a seguir

Las empresas abastecedoras de agua deben impulsar la digitalización en sus procesos de negocio y llevar adelante una agenda que contemple los siguientes puntos: 

  1. Estrategia digital alineada a los objetivos estratégicos de la empresa.
  2. Implementar una plataforma tecnológica con bases para un crecimiento a futuro.
  3. Reinventar los procesos e informar a la alta gerencia los resultados para relacionar la inversión económica con los beneficios obtenidos.
  4. Mejora continua, evaluación y seguimiento del plan estratégico anual, que debe asociarse a los planes operativos para tener un círculo virtuoso entre tecnología y cumplimento de objetivos del negocio. 

El camino por recorrer en el Perú aún es muy largo. Sin embargo, el proceso de modernización, orientado a estrategias digitales, ya empezó, y es respaldado por el Gobierno, que promueve la modernización mediante el uso de las TIC con normas de calidad internacional y la alta inversión en proyectos para el sector de agua y saneamiento. ¿Qué recomendación podrías añadir para mejorar la gestión del servicio? Compártenos tu opinión.

Auspicios