Estados Unidos versus Huawei (o China)

user-pic

En los últimos días Huawei se ha convertido en trending topic, al mantener en vilo a empresas y consumidores a nivel mundial. Conoce más sobre la situación que la empresa china afronta y los posibles escenarios a futuro.

1500x844_HUAWEI_ESTADOS_UNIDOS.jpg

En 2013 leí una noticia publicada en CNN acerca de cómo un programador de la compañía de telecomunicaciones de Estados Unidos Verizon, había estado "subcontratando" a programadores chinos para que hicieran su trabajo, a una fracción del pago que este personaje recibía.

Tanto Alibaba, el consorcio privado chino dedicado al comercio electrónico como su versión mini, Aliexpress, se posicionan como marketplaces que tienen como sustento la producción china.

En otro espacio como www.guru.com, podemos encontrar desarrolladores de tecnología aplicada a software, programación web y desarrollo de apps. Este hub reúne expertos procedentes de todo el mundo, en especial, India, Paquistán y China.



En esta corta introducción es posible ver cómo China se viene posicionando como un imperio de manufactura y desarrollo tecnológico. Ellos son la base de la infraestructura de muchos países, son también proveedores de insumos y una alternativa a las reglas comerciales estadounidenses. Sin embargo, no son los únicos que participan en la creación tecnológica, muchas empresas forman parte de este juego. Al respecto, me gustaría hacer un pequeño ejercicio. Diseccionar un smartphone Huawei.

IMAGEN 1.JPG

Aunque la imagen no está completa, me gustaría saber a ciencia cierta ¿cuántas empresas intervienen en el desarrollo de un smartphone y cuál es el valor de cada participación? Esto sin contar con las empresas involucradas en la comercialización y difusión de los productos Huawei (agencias, medios de comunicación, etc). Las pérdidas de estas ramificaciones producto de la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se extienden a niveles mundiales.

China: mercado mundial

Según el portal Fayerwayer.com, Huawei lidera el mercado de las ventas en China con una participación del 29%, seguido por Oppo 19.6%, Vivo 18.8%, Apple 11.5% y Xiaomi 10%. En un ámbito, en el que hay más de 1 500 millones de líneas activas, más de 800 millones de usuarios de internet y 1 000 millones de usuarios de redes sociales, según el estudio We are Social de Hootsuite, sus cifras resultan aplastantes. En la página Kantar World Panel, se señala que en China prima el sistema Android con un 78.2 % del mercado de móviles, seguido por IOS con 21.7 %.

IMAGEN 2.JPG

El estudio de Hootsuite señala que, en 2018, el total de gasto en aplicaciones en China bordeó los 38 billones de dólares, con un promedio de 53 aplicaciones descargadas por smartphone. Las principales aplicaciones descargadas fueron: WeChat, QQ, Alipay, TaoBao, Wi-fi master key, entre otras, que destacan por su origen chino.

IMAGEN 3.JPG

Según Statista, Huawei lideraba el avance hacia la tecnología 5G.

IMAGEN 4.JPG

Estados Unidos versus Huawei

La crisis de Huawei viene escalonada desde el 2003, pero con un mayor bloqueo por parte del gobierno estadounidense desde 2007. Aquí una cronología:

 

IMAGEN 5.JPG

Como resultado de esta situación, que esta explicada en el cuadro anterior, Google se vio obligado a romper con Huawei. Como resultado, a los usuarios actuales se les darían actualizaciones espaciadas de Android y aplicaciones, pero si Huawei decidiera sacar otros modelos, estos se quedarían sin el sistema operativo, simplemente no funcionarían.

El veto se extiende además a otras empresas proveedoras como Intel, Qualcomm, Western Digital, entre otras, que también se verán afectadas con esta medida. Solo hay que pensar en la participación de los más de 200 millones de smartphones vendidos en el 2018, con más de 30 billones de dólares generados por ventas, una cifra aproximada para tomar conciencia de la realidad.

Escenarios

De escalar esta situación de bloqueo, llevaría a Huawei a un escenario compuesto por tres niveles:

  1. Desarrollo de un sistema operativo propio basado en código abierto. Esto supone competir con Android y iOS. Además de retroceder en el desarrollo de innovaciones que ya estaban implementadas con IMEI y el sistema Oreo, con miras al 5G.
  2. Fabricación de chips para sus dispositivos. En este sentido, Huawei ya había estado trabajando con sus procesadores Kirin con tarjetas gráficas Mali (ARM-UK). Al respecto, la empresa ARM proveedora de procesadores también se ha sumado al bloqueo, al igual que Panasonic y Toshiba. Este retiro pone en una situación más delicada a Huawei. En este escenario de terror, solo quedaría la posibilidad de fabricar piezas similares en China o innovar directamente también en este rubro.
  3. En el campo de las aplicaciones, ya existe un gran mercado desarrollador en China, sin embargo, están creadas para adaptarse a sistemas Android y/o iOS. En esta situación, dependiendo de la rapidez en el desarrollo y estabilidad de su sistema operativo, podrían adaptar las aplicaciones existentes en este nuevo modelo. Luego vendría otra etapa que es adaptar estas aplicaciones a idiomas extranjeros como: inglés, español, francés, italiano y portugués, por citar a los más importantes.

Acciones de Huawei

Esta situación llevó a Huawei a detener todas sus acciones publicitarias del P30 en España, en especial porque se han registrado más de 10 000 cancelaciones de ese modelo en Amazon.es. Posiblemente este accionar se replique en el resto del mundo. Al respecto Huawei, emitió un comunicado para Perú en el que señala lo siguiente:

"Los productos de Huawei existentes, es decir los que ya se vendieron y los que están actualmente a la venta y en inventario, se podrán usar con total normalidad y no se verán afectados. Asimismo, estos podrán seguir utilizando y actualizando los servicios de Google como Google Play, Gmail, etc. De igual manera, estos dispositivos seguirán recibiendo las actualizaciones de los Parches de Seguridad de Google y podrán actualizar sin problema alguno todas las aplicaciones disponibles en Google Play, incluyendo todas las aplicaciones de terceros".

¿Qué sigue?

En tres meses veremos el desenlace de esta historia, mientras se acumulan millones de dólares en pérdidas por parte de todos los participantes. Los consumidores quedaremos también sumidos en un mundo de incertidumbre con relación a una nueva generación de dispositivos de esta marca.

Auspicios