¿Estás preparado para deshacerte de las deudas?

user-pic

La gratificación que este mes recibirán muchos profesionales puede ayudar a cancelar las deudas pendientes y gestionar mejor las finanzas para el resto del año. ¿Qué alternativas ofrecen las entidades financieras?

1500x844_deudas_peruanos.jpg

El sobreendeudamiento es una de las consecuencias más graves de la falta de educación financiera de la población peruana. Según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), uno de cada cinco peruanos hoy tiene una deuda que supera diez veces su sueldo. Asimismo, la morosidad registrada el 2018 fue la más alta de los últimos 13 años. ¿Qué opciones dispone un deudor para afrontar esta situación? 

Un serio problema

Desde hace un buen tiempo, muchas familias atraviesan una relativa estabilidad en sus ingresos. Esta comodidad y seguridad probablemente los ha llevado a que asuman más deudas, pensando que las pueden pagar sin mayores problemas. Esta misma óptica podría haber sido considerada por los bancos.



Si una persona registra un alto nivel de deudas, los bancos la califican como alguien con mayor riesgo de no poder asumir sus compromisos y es más probable que le nieguen el crédito que solicite. A su vez, esta situación puede llevarlo a recurrir a prestamistas con tasas de interés mucho más altas, que ahondará el problema. 

Con la pronta llegada de la gratificación, la mejor opción para enfrentar una situación de elevado endeudamiento es emplear este monto en cancelar todo lo que se pueda, y así gestionar mejor los ingresos en los siguientes meses. De esta manera, el deudor podrá vivir un poco más holgado y tranquilo. 

¿Reprogramar o refinanciar?

Si una persona es consciente de que no podrá asumir sus deudas, lo más recomendable es que reprograme sus cuotas para pagarlas con más tranquilidad. Una vez que ha realizado este proceso, se requiere de mucha disciplina para no volver a caer en problemas de sobreendeudamiento, cuando evidencie que tiene mejores ingresos. 

El refinanciamiento también es posible, pero afecta el historial crediticio del solicitante. Solo debe optarse por esta alternativa cuando las cuotas de los créditos pongan en peligro aspectos como el pago del alquiler de la casa, el colegio o los alimentos mensuales. Aunque no es bueno que un deudor refinancie su deuda, será mejor que caer en incumplimientos posteriores que dañarán en mayor grado su historial crediticio. 

Situación de emergencia

Si la situación ha empeorado, es momento de considerar la compra de deudas por parte de otra entidad bancaria. Si un banco ofrece mejores condiciones al deudor, sobre todo sobre la tasa de interés, será conveniente acceder y con ese dinero pagar la deuda más cara. 

Antes de elegir esta opción, deben evaluarse las facilidades que brinda el nuevo banco para el pago. Si no tiene muchas oficinas para acercarse a pagar o su sistema de internet no es muy amigable, el deudor podría caer en incumplimientos innecesarios. Por eso, debe planificar cómo evitar contratiempos. 

Al tener poca experiencia en el manejo de las tarjetas de crédito, muchas personas pueden haber caído en el sobreendeudamiento. Este aprendizaje que requiere de gran esfuerzo será parte del proceso. Un factor que ayuda mucho, a largo plazo, es que en las instituciones educativas se aborden temas relacionados con el sistema financiero. Así se revertirá la situación a largo plazo. ¿Cómo gestionas tus deudas? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios