¿Estás listo para comunicarte con el mundo?

user-pic

En el mundo actual, todo descubrimiento, creación o idea nueva se da a conocer principalmente en inglés. Un profesional que no domina este idioma no podrá acceder a esos conocimientos y quedará relegado.

1500x844_profesionales_comunicacion_ingles.jpg

El inglés como segundo idioma es uno de los retos urgentes del mercado laboral peruano, que es superado por menos del 25 % de los profesionales. Solo una de cada siete personas que lo estudia en el país logra hablarlo de manera satisfactoria. Además, de los diez países latinoamericanos con mayor dominio del idioma, el Perú ocupa el octavo puesto. 

La situación socioeconómica que atravesó el país en las últimas décadas y la escasa presencia de empresas transnacionales no contribuyó a que el aprendizaje de un segundo idioma fuera una prioridad en el mercado local. En mundo globalizado, esta habilidad es clave para tener mejores oportunidades laborales. 

Nos entendemos mejor

Los profesionales que dominan un segundo idioma tienen mayores oportunidades para comunicarse y relacionarse con sus pares de otras nacionalidades, pueden intercambiar opiniones y experiencias con colegas de otras realidades y, sobre todo, pueden acceder a estudios e información actualizada de sus respectivos sectores, que muchas veces no se encuentra disponible en español. Además, amplía su visión y expande su red de contactos para alcanzar mejores oportunidades en mercados internacionales.



Un segundo idioma amplía la visión del profesional y expande su red de contactos. Antes de empezar a estudiarlo, se debe tener claro el nivel de dominio que se requiere, en cuánto tiempo y con qué fin.

El dominio de un segundo idioma eleva las oportunidades laborales de los profesionales en más de un 20 %. Muchas empresas valoran el inglés, incluso tanto como un MBA, porque permite al colaborador relacionarse con otras empresas y funcionarios para aportar a la expansión del negocio en otros países. 

Hoy es imposible pensar que una empresa que desea mantenerse competitiva no tenga proyecciones internacionales ni busque generar oportunidades de colaboración con otras del sector. Para ello, requiere profesionales que puedan comunicarse en igualdad de condiciones con sus pares. Ello no solo implica hablar inglés, sino también entender las diferencias culturales, que hoy empiezan a ser muy valoradas. 

¿Cómo empezar?

Antes de estudiar un segundo idioma, el profesional debe identificar el nivel de dominio que requiere, en cuánto tiempo y con qué fin. Hoy existen programas intensivos para ejecutivos, en formato de clases privadas y con alto nivel de inmersión, que difieren de las necesidades de un joven con algunos años por delante para perfeccionarlo. Si se requieren certificaciones especiales, será necesario realizar un viaje de intercambio.  

Un segundo idioma solo se aprende cuando se practica. No basta con ir a clases, hay que adoptarlo como herramienta de comunicación diaria. Internet nos provee de muchas alternativas como libros, webinars, videos y foros de discusión. Participar en ellos nos brindará fluidez y nos conectará con otras personas. Ver televisión en inglés y sin traducción también ayuda a que el oído se acostumbre. 

Las empresas pueden aportar a la formación de sus profesionales mediante el desarrollo de programas de capacitación en inglés u otro idioma. Es mejor cuando envían a sus colaboradores a programas de formación al extranjero. La idea no solo es que conozcan los términos técnicos de su área de trabajo, sino que también puedan sentirse cómodos en el manejo del idioma en un nivel de relacionamiento social. 

Nuevos retos

Comunicarse en un segundo idioma ya es una exigencia en el mercado nacional. Las empresas prefieren a un profesional con esta capacidad y que demuestre un alto nivel de dominio. Quienes no lo tienen se encuentran en desventaja que será más evidente en el corto plazo. Se calcula que un 40 % de posiciones no son ocupadas por carecer del dominio del inglés. 

El inglés aún es el idioma de los negocios en el mundo y dudo que eso cambie. Sin embargo, un profesional preocupado por su futuro debe analizar hacia donde desea llevar su carrera y qué idioma se habla principalmente en el país donde su experiencia será mejor valorada. En la región, tenemos la experiencia de Brasil (portugués). Hablar más de dos idiomas es un plus profesional. ¿Cuál es el segundo idioma que dominas? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios