Cómo emprender y no morir en el intento

user-pic

Desde el 2016, el porcentaje de bajas de empresas peruanas se mantiene constante cada año. ¿Qué debemos hacer para no ser parte de la estadística?

1500x844_emprender.jpg
Fuente: Agencia Andina / Carlos Lezama

1.JPG

Cada año, la proyección de crecimiento económico del país tiene una tendencia a la baja, debido a condiciones políticas, económicas y sociales al interior del país. Por ello, cada vez es más difícil que las empresas puedan mantenerse en el mercado, que es tan variado. La ilustración uno muestra cómo cada año más de 110 000 empresas se cierran por diferentes motivos. 

¿Qué estrategias usan las empresas?

Todas las empresas, sin importar el tamaño o la antigüedad, logran implementar más de una estrategia en alguna etapa de su operación. El debate está en si estas son las correctas para afrontar los retos que conlleva el emprendimiento. A continuación, se explican las principales estrategias que deben ser aplicadas por los dueños o gerentes que dirigen una organización. 

  • Estrategias de integración

Las empresas deben unificar esfuerzos con distribuidores, proveedores o competidores para determinado segmento de mercado. En algunos casos, deben apropiarse de ellos. Estas son estrategia hacia adelante, hacia atrás y de integración horizontal. 

  • Estrategias intensivas

Esta estrategia trata de inversiones del área comercial para aumentar los ingresos a través de la publicidad y la búsqueda de nuevos mercados o productos, para establecerlos en ubicaciones cercanas al cliente. 

  • Estrategias genéricas

Esta estrategia centra su esfuerzo en liderar, mediante la diferenciación del producto o servicio, y conocer las necesidades del cliente, para establecer bajos costos y agregar valor adicional con eficiencia operacional. 

¿Por qué es necesaria una buena estrategia?

En la actualidad, nuevos retos han aparecido en todas las organizaciones. El auge tecnológico ha obligado a todos los CEO a alinearse o quedarse en el pasado, pero antes de embarcarse en soluciones informáticas, que tienen un costo considerable, deben tener claro cuál es el camino que debe seguir la compañía. Esto se logra con una estrategia empresarial correcta.



Tener una estrategia sólida permitirá integrar a los colaboradores para llegar a los objetivos de la empresa. Se sentirán valorados por ser parte de la estrategia.

Cuando se establecen objetivos claros y cuantificables a largo plazo, se unen esfuerzos en todas las áreas operativas y administrativas, porque todos estarán alineados a un mismo fin. Como ejemplo, tenemos una fábrica de productos lácteos, cuya estrategia puede estar alineada a la reducción de costos. Para lograrlo, el área tecnológica buscará soluciones para integrar a los proveedores de insumos. 

Conocer a nuestros competidores y clientes es parte importante de la estrategia, porque se logra conocer sus necesidades no cubiertas en el mercado elegido y establecer una diferenciación marcada para conseguir un incremento de ingresos. Un ejemplo es BCP, que implementó Yape para realizar transferencias bancarias gratuitas desde el celular, luego fue copiado por los demás bancos. 

¿Y los nuevos emprendimientos?

Abrir una nueva compañía tiene diversos retos, porque al inicio existe un alto costo de inversión para establecerse en un mercado difícil como el nuestro. La estrategia debe ser intensa para lograr posicionarse o darse a conocer como marca nueva. Los dueños de la compañía tienen el conocimiento necesario, porque será el camino para lograr sus objetivos. 

Sin embargo, no es la única forma, ya que al implementar estrategias a largo plazo y conocer dónde se encuentra su producto antes de invertir, puede generar ahorro en los costos iniciales y lograr un impacto positivo en el cliente. Él será el principal actor dentro del análisis de estrategias. 

No existe una ciencia exacta de cual sería nuestra estrategia por implementar en nuestras organizaciones. Lo que se puede afirmar es que existen momentos determinados de autoevaluación del negocio para aplicar cada una de ellas, porque es un proceso cíclico y de mucho trabajo para los directivos: mantener la empresa en un estado de competitividad constante. ¿Qué otras estrategias aplicarías? Cuéntanos tu experiencia.

_____

Bibliografía: 

Instituto Nacional de Estadística e Informática. (16 de Julio de 2019). INEI. Obtenido de INEI: https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/boletines/boletin-demografia-mayo.pdf

David, F. R. (2019). Conceptos de Administración estratégica. PEARSON.

 

Porter, M. E. (2008). Estrategias Competitivas. Grupo Editorial Patria.

Auspicios