Sin un plan estratégico no hay futuro

user-pic

El planeamiento estratégico debe aplicarse como un proceso activo de aprendizaje y de evaluación constante que integre a la organización, no como un mecanismo burocrático.

1500x844_plan_estrategico_futuro.jpg

El planeamiento estratégico es el arte y la ciencia que permite a una empresa lograr sus objetivos mediante la formulación, la implementación y la evaluación de un conjunto de decisiones. Integra a todas las áreas de negocio de la organización (administrativas, operativas y comerciales), soportadas en sistemas de información para lograr su éxito. 

No existe una receta que asegure la eficacia total del planeamiento estratégico en una empresa. Sin embargo, hay factores que pueden aumentar la probabilidad de éxito o disminuir la probabilidad de fracaso en la búsqueda de la eficacia, y que ayudan al cumplimiento de los objetivos de la organización. A continuación, presentamos tres factores claves que pueden servir en el proceso. 

Recopilación de información

La información es uno de los elementos de vital importancia en el planeamiento estratégico, porque sirve de soporte en el proceso de toma de decisiones en una organización. También es un elemento que está presente en todas las fases del proceso: formulación, implementación y evaluación estratégica.



El mundo cambia con tanta rapidez que las estrategias existentes deben modificarse a menudo o se volverán obsoletas para el cumplimiento de los objetivos de las empresas.

Las empresas deben integrar toda la información de los factores internos (marketing, producción, finanzas, recursos humanos, etc.) y externos (índices demográficos, índices económicos, tendencias tecnológicas, etc.). Así podrán tomar decisiones de manera efectiva. 

Estas variables tienen que analizarse de forma exhaustiva para identificar datos y hechos en cada una de ellas. El análisis será el soporte sobre el que se sustentará el plan estratégico. Si no es correcto, el trabajo posterior que se realice en el proceso de planificación no será el adecuado. 

Proceso muy simple

Otro factor clave es entender que el proceso es más importante que el plan escrito. Aunque parezca simple, conlleva toda una mística de integración entre la percepción y el análisis, al tomar decisiones estratégicas. Simplificar el proceso no significa dejar de lado el fondo para satisfacer requisitos regulatorios o de acreditación. La simplicidad debe manifestarse en el entendimiento cabal de cada miembro de la empresa. 

Según el consultor administrativo Peter F. Drucker, la mala comunicación representa el 60 % de los problemas empresariales. Es por ello que no basta con tener un plan estratégico guardado en los archivos, sino compartirlo y comunicarlo a toda la organización para que sea ejecutado con eficiencia.

Seguimiento continúo

Es importante que las estrategias se evalúen con mucha frecuencia. El mundo cambia con tanta rapidez que las estrategias existentes deben modificarse a menudo o se volverán obsoletas para el cumplimiento de los objetivos de las empresas. Las organizaciones deben cuestionarse a cada instante si las reglas de juego aún son las mismas. El éxito de hoy no garantiza el éxito de mañana. 

El caso de General Motors es un ejemplo de las catastróficas consecuencias de no realizar una evaluación estratégica. A veces, el posicionamiento estratégico obnubila a los directivos y los llena de soberbia, al creer que el éxito está asegurado. Del otro lado, tenemos a Amazon, que evalúa sus estrategias con frecuencia para tomar medidas correctivas que llevan al cumplimiento de sus objetivos. 

Empresas como Amazon se encuentran en constante reinvención para mantenerse a la vanguardia de sus mercados objetivo. La búsqueda de un planeamiento estratégico eficaz establece retos importantes en un contexto cambiante y nos invita a cuestionar si el proceso debe implicar más destreza que ciencia, si las estrategias deben ser difundidas o solo manejarlas desde la alta gerencia, entre otras interrogantes. ¿Cómo se aplica el planeamiento estratégico en tu organización? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios