¿Las leyes apoyan a nuestros deportistas?

user-pic

Luego de los Juegos Panamericanos, en el que logramos resultados históricos, y los recientes Juegos Parapanamericanos, es buen momento para reflexionar sobre el deporte peruano y el marco normativo vigente.

1500x844_ley_deporte.jpg
Fuente: Prensa Presidencia

A partir del 2014, la Ley N.o 30097 estableció el Programa de Apoyo al Deportista (PAD) para financiar, de manera total o parcial, los gastos deportivos de los atletas nacionales. Hay que recordar que las subvenciones económicas otorgadas por el Instituto Peruano del Deporte (IPD) se entregan a los deportistas calificados y de alto nivel. 

Los deportistas calificados representan al Perú en eventos internacionales oficiales, pero sin resultados. Es decir, un atleta que participa en un certamen sudamericano sin ganar medallas, pero obtiene resultados nacionales. En tanto, los deportistas de alto nivel obtienen medallas en eventos internacionales oficiales. Es el caso de un atleta que gana el primer puesto en un campeonato sudamericano.



La Ley del Deportista de Alto Nivel profesionaliza el deporte, al otorgar a los atletas una remuneración por la obtención de medallas en competiciones internacionales.

Según lo informado por el IPD, el PAD otorga una subvención mensual que oscila entre 1 000 soles y 5 100 soles, y beneficia a 650 deportistas, en promedio. Cabe señalar que todos los atletas que obtuvieron medallas en los Juegos Panamericanos Lima 2019 forman parte de este programa.

imagen.jpg

Fuente: IPD

Profesionalización del deporte

El 16 de octubre de este año, se publicó la Ley N.o 30994, Ley del Deportista de Alto Nivel. Su objetivo es facilitar la formación, contribuir a la preparación y asegurar el retiro del deportista de alto nivel en condiciones dignas. La definición de este deportista es similar a la prevista en el PAD. 

La ley señala que el Ministerio de Educación y el IPD suscriben un contrato laboral especial con el deportista de alto nivel. Así se profesionaliza el deporte, al otorgarles una remuneración por obtener medallas en competiciones internacionales. El contrato no es de plazo indeterminado, sino temporal, porque está sujeto a la obtención de medallas. 

Con esta remuneración, el deportista podrá solventar sus gastos deportivos (materiales, viáticos, atención de nutricionistas o psicólogos). A largo plazo, tendrá la obligación legal de aportar un porcentaje de su remuneración a su fondo de pensiones, sea público o privado, que le asegure una vejez digna. 

Agenda pendiente

El reglamento de la ley debería publicarse a fines de octubre y regular aspectos relacionados con la autoridad que acredita al deportista de alto nivel, así como a la duración de la acreditación y el importe de la remuneración. Además, existen situaciones especiales, vinculadas a lesiones, maternidad o sanciones, que el reglamento debería contemplar. 

Por último, debería armonizarse la subvención prevista en el PAD y la remuneración establecida en la ley a favor de los deportistas de alto nivel. No pueden recibir doble ingreso. Entendemos que el PAD se mantendrá únicamente para los deportistas calificados, mientras que los deportistas de alto nivel estarán bajo la reciente ley.  

Como se evidencia, el PAD y la ley son importantes medidas establecidas por el Estado peruano que apoyan a los deportistas. Esperamos que se siga impulsando el deporte nacional y se retribuya a los deportistas por sus logros en competiciones internacionales. ¿Cuán beneficiados se sentirán los deportistas peruanos? Déjanos tu opinión.

Auspicios