¿Cómo diseñar y testear prototipos exitosos?

user-pic

Para que un producto o servicio sea bien recibido por los usuarios, es necesario que antes se haya diseñado y testeado un prototipo que asegure la funcionalidad de sus características básicas.

1500x844_testear_prototipos.jpg

El design thinking es un proceso interactivo en el que todas las partes de la cadena son igual de importantes. El prototipado, por ejemplo, permite a una empresa mostrarle a su público objetivo el alcance de una solución ideada, a pequeña escala, con base en los insights que haya podido recolectar previamente. 

Los prototipos pueden ser de baja resolución, cuando se trata de una versión muy sencilla del producto o servicio, o de alta resolución, cuando se trata de un diseño más sofisticado y con múltiples añadidos. En cualquier caso, el objetivo es materializar la idea y probar aquellas características consideradas más valiosas, a fin de asegurar su funcionalidad. 

Prueba y error

Un error muy frecuente durante el prototipado es no probar las características fundamentales del producto o servicio. Por ejemplo, al diseñar una aplicación para el área logística, es mejor concentrarse en los algoritmos de búsqueda, la información del catálogo de productos y el diseño de las pantallas de entrada, para asegurar una interacción fluida por parte de los usuarios. No es necesario abarcar todo el sistema.



Si no se recopila suficiente información del público objetivo, el prototipo diseñado no cumplirá sus expectativas. Este error puede revertirse durante la fase de testeo.

El prototipo es la materialización de las ideas surgidas tras analizar los insights detectados en las etapas previas del design thinking. En ese sentido, si no se recopila suficiente información del público objetivo, el prototipo diseñado no cumplirá las expectativas deseadas. Sin embargo, este error puede revertirse durante la etapa de user testing (testeo), donde se permitirá al usuario probar lo que se ha diseñado. 

Además de ser un proceso experimental, la innovación también debe realizarse de manera gradual. Es mejor empezar con un diseño muy sencillo, que reúna las características más esenciales del producto o servicio. A medida que el prototipo asegure que estos componentes básicos funcionan, podemos agregarle otros más secundarios para que sea más completo. 

Interacción natural

Durante la fase de testeo, los usuarios interactuarán por primera vez con el prototipo diseñado. Un error común en este proceso es realizar la prueba con dos o tres personas que, no necesariamente brindarán toda la data para asegurar su éxito cuando el producto se lance al mercado de manera oficial. Es necesario reunir una mayor cantidad de usuarios provenientes de todos los segmentos a los que se apunta llegar. 

Por ejemplo, si rediseñamos la plataforma de servicios de un banco, es muy problema que los adultos mayores interactúen con ella de modo muy distinto a como lo harían los jóvenes y los padres de familia. Es necesario representar adecuadamente a todos los grupos y cada acción debe medirse o cronometrarse, sin interferir con la interacción natural entre el usuario y el prototipo. 

El presupuesto para diseñar y testear un prototipo siempre dependerá de los recursos disponibles en cada empresa. Un modelo diseñado por una pequeña o mediana empresa (pyme) no tendrá el grado de sofisticación que uno elaborado por un banco u otra empresa grande del sector financiero. Es preferible destinar de 5 % a 10 % del presupuesto y reservar recursos para diseñar versiones mejoradas a futuro. 

Avance progresivo

Hay que establecer una diferencia clara entre el prototipo y el producto mínimo viable. El primero busca asegurar que las características fundamentales de la solución ideada funcionen, pero no es una recreación completa de ella. El segundo es la versión más sencilla posible del producto o servicio, pero que integra todas sus características. 

Cada vez más empresas peruanas entienden la importancia de diseñar prototipos y testearlos para aumentar las posibilidades de éxito de sus ideas. Sin embargo, deben evitar ingresar a estas fases si no cuentan con los insights suficientes que aseguren que su público objetivo necesita el producto o servicio que le ofrecerán. ¿Cómo se desarrolla este proceso en tu organización? Cuéntanos tu experiencia.

Auspicios