La negociación: un arma para enfrentar los cambios

user-pic

En un entorno cada vez más automatizado, la negociación es una de las habilidades blandas cada vez más apreciadas por los altos mandos de toda empresa e industria en el mundo.

1500x844_negociacion_cambios.jpg

Para el 2020, la llamada cuarta revolución industrial, según el Foro Económico Mundial (WEF), nos traerá avances como la robótica, el transporte autónomo, la inteligencia artificial (IA) y el machine learning, que cambiarán diversos aspectos de nuestras vidas. Las posibilidades van desde conectar diferentes dispositivos del hogar entre sí, hasta implementar biotecnología en el campo de la salud.

Estos avances ya transforman el modo en que vivimos, compramos y consumimos. Los puestos de trabajo no son ajenos a estos cambios. Con el paso del tiempo, surgirán nuevos y desaparecerán los antiguos. Es clave prepararnos de cara a la transformación que se avecinan, a fin de mantener nuestra empleabilidad, cuanto menos, intacta.



La negociación es una de las mejores habilidades que tenemos para defender nuestras ideas en los ámbitos interno y externo de la empresa.

Una habilidad clave

The Future of Jobs es un reporte que emitió el WEF en 2016. En él se revisan las estrategias de empleabilidad, habilidades y la fuerza laboral en general. Esto se realizó a raíz de un estudio de cara a los responsables de recursos humanos y estrategia de empresas líderes en el mundo. Se identificaron las diez habilidades más demandadas en el 2020, entre las que figura la negociación.

Más allá de desarrollar un argumento de venta, esta habilidad es una de las mejores armas de las que disponemos para defender nuestras ideas, en los ámbitos interno y externo de la empresa, y liderar con éxito a nuestros equipos de trabajo. Por ello, es muy valorada por jefes y gerentes de toda industria o especialidad, así como por las personas que integran su fuerza laboral, en un entorno cada vez más cambiante.

Comunicación interna

En el ámbito interno, la negociación nos permite defender ideas, planteamientos y maneras de trabajar, tanto con pares como con jefes. No solo implica saber cómo negociar, sino también identificar el conflicto que vamos a enfrentar, analizarlo y definir una pauta de acción. Para ello, también debemos conocer el comportamiento humano, entender los procesos fisiológicos y del cerebro, y cómo funcionamos.

Estos conocimientos son la base de la comunicación y escucha activa, característica esencial para negociar. Elementos como la planificación de la negociación y la identificación de técnicas de negociación y persuasión son muy importantes, pero, sobre todo, hay que estar seguros de dar los pasos correctos para lograr el cierre esperado o el efecto deseado. 

Seguridad ante conflictos

En el ámbito externo, la negociación mejora las relaciones con los stakeholders de la empresa y otorga capacidad de reacción ante un entorno muy cambiante, donde la revolución que vivimos es la evolución en sí misma. Conocer a los win en el mundo de la negociación ayuda a ganar seguridad en los conflictos que se puedan presentar en la empresa para conseguir partners, en vez de solo clientes o proveedores.

La buena noticia es que, como toda habilidad, esta se puede desarrollar. La preparación es clave para mantener competitividad en el entorno volátil que se avecina y donde, en muchos casos, ya vivimos. Es muy importante cultivar aquello que nos diferencia de los robots. El constante desarrollo de habilidades nos hará diferentes no solo en el mercado laboral, sino también en el contexto cada vez más automatizado en el que vivimos. ¿Qué habilidades consideras que son las más importantes? Déjanos tu opinión.

Auspicios