Industria automotriz: ¿Cómo atraer a los millennials?

user-pic

El desinterés de muchos jóvenes por adquirir un auto frenaría el crecimiento de este sector en los próximos años, a pesar del ingreso de los autos eléctricos en el mercado.

1500x844_INDUSTRIA_AUTOMOTRIZ.jpg

La industria automotriz se ha reinventado a través del tiempo y su mejor propuesta de cambio fueron los automóviles eléctricos, que gozaron de gran aceptación en países desarrollados. Estados Unidos fue uno de los mayores consumidores hasta el 2014, cuando fue desplazado por China, hoy número uno en ventas de vehículos eléctricos. 

En el 2018, las ventas globales de automóviles eléctricos fueron cerca de 1 800 000. De ellos, 1 053 000 se vendieron en China, seguido por Estados Unidos, con una colocación de 361 000, según la International Energy Agency. Si comparamos estos niveles de venta con nuestro país, veremos que nos encontramos en pañales frente a los consumidores mundiales de este tipo de unidades. 

Realidad nacional

Según la Asociación Automotriz del Perú (AAP), desde el 2016, el país ha importado 32 autos eléctricos y 519 híbridos. Podemos observar una industria en proceso de introducción del producto al mercado. Sin embargo, el consumidor peruano todavía se reúsa al cambio, quizás influenciado por la falta de infraestructura que le permita transitar y recargar este tipo de vehículos.



La industria automotriz tradicional deberá transformarse y cambiar sus modelos de negocio. De lo contrario, no durará mucho tiempo en el mercado.

En este escenario, el 12 de noviembre del año pasado, Primax y Shell unieron fuerzas e inauguraron el primer cargador rápido para autos eléctricos en el país. Esta estación de servicio se encuentra en el distrito limeño de San Isidro. El servicio se encuentra en proceso de implementación, por lo que estará disponible de forma gratuita y solo tomará 30 minutos llegar al 80 % de la carga del automóvil. 

Carlos Gonzales, CEO de Primax, asegura que la electromovilidad marcará un antes y un después en la era del transporte. Aunque representa un paso importante en el uso de energías limpias, la reducción de emisiones de CO2 y el desarrollo de infraestructura de la movilidad en el país, la industria automotriz en el mundo ya se plantea una serie de cambios, mientras nosotros recién nos adaptamos al uso del auto eléctrico. 

Un nuevo desafío

La industria automotriz es amenazada por nuevos consumidores, en su mayoría millennials. Esta generación no tiene como prioridad adquirir un automóvil y prefieren invertir su tiempo en conectarse a internet para monitorear sus trabajos mediante sus dispositivos móviles o navegar en sus redes sociales. 

En el último Cisco Live, realizado en 2019 en México, Severiano Macedo, consultor de transformación digital para Cisco, indicó que la industria automotriz debe cambiar su estrategia para evolucionar hacia el concepto del transporte como servicio y priorizar a los vehículos eléctricos autónomos. Así como hoy compramos paquetes de datos para los celulares, pronto compraremos paquetes de transporte para cargar nuestros autos. 

En el futuro, serán muy pocas las personas propietarias de un automóvil. La industria automotriz deberá plantearse la oportunidad de vender servicios y ampliar su mercado para obtener más clientes, aunque la mayoría de empresas lo vean como una amenaza. La industria automotriz tradicional deberá transformarse y cambiar sus modelos de negocio. De lo contrario, no durará mucho tiempo en el mercado. 

Todas las empresas están en la capacidad de realizar esta transformación digital. El problema es que el mundo y la globalización avanzan tan rápido que uno de los principales retos es el paso del tiempo, ya que no todas serán capaces de cambiar en el corto plazo y los millennials no las esperarán. ¿Qué pueden hacer las empresas para acelerar su transformación? Déjanos tu opinión.

Auspicios