Acercamiento a los medios de comunicación en tiempos de pandemia

user-pic

Es importante que las organizaciones proporcionen información concisa y de valor para los medios y su audiencia. Ello implicará cambios en los modelos de comunicación tradicionales.

1500x844_comunicacion_reputacion_pandemia.jpg

Desde el inicio de la crisis sanitaria por la COVID-19, la comunicación ha jugado un rol fundamental para informar, educar y orientar a la ciudadanía sobre los riesgos de la pandemia. También permitió compartir las medidas tomadas por el Gobierno central, regional y local, para frenar el avance de la enfermedad, así como evaluar sus resultados. 

Las organizaciones han difundido este tipo de mensajes mediante los canales de comunicación tradicionales y las nuevas plataformas digitales. En algunos casos, la comunicación logró consensos con otras fuerzas políticas para luchar contra la propagación del virus y, de esa manera, transmitir confianza en que existe una gestión con estrategias claras.

Relación permanente

La crisis sanitaria ha demostrado que, en circunstancias como esta, los medios pueden ser muy buenos aliados para las entidades públicas o privadas, en la medida en que permiten difundir mensajes efectivos en tiempo real, que son parte de la comunicación de riesgo o de crisis. Ello sin dejar de lado su labor de investigación o cuestionamiento a las acciones adoptadas por las organizaciones privadas y, sobre todo, los gobiernos.  



En general, la relación con los medios se ha vuelto permanente y directa. Se suele poner en evaluación constante a la autoridad, al cuestionar tanto sus acciones como sus resultados. En estas circunstancias, muchas entidades públicas de otros países asumieron un rol activo y protagónico en la generación de información que luego se difundió, de manera inmediata, en redes sociales, especialmente en Twitter.

Componente digital

La cercanía entre organizaciones y medios aumentó gracias a la tecnología. Cada medio dispone de mayor información proporcionada y con mayor inmediatez, a fin de orientar mejor a la ciudadanía. Plataformas como Twitter, Facebook, WhatsApp e Instagram ayudan a las organizaciones a generar mensajes claros y de alto impacto en poco tiempo, que ayuden a su vez a los medios a elaborar contenidos de calidad.

No obstante, un reto pendiente es la rapidez y el corto tiempo con que cuentan los medios para recibir la información. Ello implica algunos cambios en los modelos de comunicación de algunas organizaciones, principalmente las públicas. La velocidad con que discurre hoy la información exige equipos de comunicación conectados, alertas a las demandas y con capacidad de generar información precisa en poco tiempo.

Acciones clave

Es importante que los profesionales de comunicación de las organizaciones amplíen cada vez más su red de contactos. La estrategia más importante debe tener claramente identificado el público al que se quiere llegar y generar contenido de calidad para ellos. Luego, deben escoger las herramientas y los canales más adecuados para difundir ese contenido, sean tradicionales o digitales. 

Hoy los profesionales cuentan con herramientas como blogs, videoconferencias y webinars que les permiten posicionarse en los temas de su especialidad y difundirlos o compartirlos en plataformas como Facebook o LinkedIn. En la medida en que se genere contenido de valor, podrán expandir esta red. Un requisito importante para estos profesionales es contar con muy buenas habilidades de comunicación.

Por último, recordemos que vivimos en una sociedad de la información que exige a las organizaciones y las personas desarrollar mensajes directos y concisos. Como toda organización, los medios cuentan con recursos escasos: el tiempo es uno de los más importantes. Por ello, la relevancia y la claridad son criterios a tener en cuenta para construir mensajes efectivos. ¿Qué estrategia emplea tu organización para mantener la cercanía con los medios? Cuéntanos tu experiencia. 

Auspicios